Tipo de cambio:

Compra: 3.280

Venta: 3.283


Año del diálogo y la reconciliación nacional
JUEVES 21

de junio de 2018

RECURSOS HUMANOS

¿Qué puede hacer el predecesor?

La sucesión no es un evento automático, sino un proceso que puede tomar tiempo y hay que prepararlo. Muchas veces nos centramos en el sucesor, pero ¿qué pasa con el predecesor?

14/6/2018


PABLO DOMÍNGUEZ ESTRADADirector Centro de Empresas-Univ. de Piura

Dejar tu trabajo, el negocio o empresa que viste crecer y que sacó adelante a tu familia por tanto tiempo, donde viviste éxitos y fracasos, donde además pasaste la mayor parte del tiempo, y ahora debes pensar que en muy pocos años tendrás que dar un paso al costado para apostar por la siguiente generación, que podrían ser tus hijos o no, genera incertidumbre, miedo a tener que desprenderse de ello.

No basta con decir “ok, ahora quiero descansar, jubilarme y que asuma el sucesor la dirección”, hay que planificar esta próxima etapa atendiendo no solo a la formación académica y laboral por la que pasará el sucesor, sino también pensar en lo que hará el predecesor luego de que se retire, ¿tendrá otra actividad?, ¿cuáles son sus expectativas?, ¿qué puede hacer el predecesor? Hay muchas posibilidades, como seguir invirtiendo, desarrollar nuevos emprendimientos, desempolvar un hobby o seguir practicando uno, organizar las asambleas familiares, participar en el directorio como presidente para orientar a la siguiente generación, desarrollar otra actividad nueva, convertirse en la imagen institucional de la empresa, enseñar sobre su experiencia, hacer deporte, dedicarse más a la familia o alguna actividad social, pero nunca decir: “nada”. Eso simplemente es irreal, uno no puede cambiar de hábito de un momento a otro, el fundador empresario es normalmente una persona muy activa, visionaria, emprendedora, y lo seguirá siendo hasta el final de su vida. Ahora toca seguir soñando a otro ritmo, pero siempre activo.

Los predecesores tienen la responsabilidad de preparar bien la sucesión, al sucesor, y disponer las medidas para que la empresa familiar continúe y la sucesión no sea imprevista y apresurada por circunstancias no deseadas como una enfermedad, muerte, etcétera. Les sugerimos no agotar a la nueva generación con una supervisión desmedida, déjenlos tomar decisiones, oriéntenlos, déjenlos que se ganen el liderazgo de los colaboradores, no los frenen, sean los que apalanquen el crecimiento para que la empresa familiar continúe creciendo.

Ese dilema de qué hago ahora es una oportunidad para preguntarse, ¿en qué puedo servir mejor en esta nueva etapa que me toca vivir?