Tipo de cambio:

Compra: 3.242

Venta: 3.245


Año del Buen Servicio al Ciudadano
JUEVES 21

de setiembre de 2017

DELFINA GONZÁLEZ DEL RIEGO ESPINOZA

“Busco fomentar la identidad nacional”

Quiere convertir la biblioteca en una entidad amigable y cercana a la juventud mediante la tecnología.

Perfil. Es servidora pública de carrera, y después de cerca de 25 años de trabajo denodado en la Biblioteca Nacional del Perú, hoy tiene las riendas de una de las instituciones más emblemáticas de la cultura en el país. Ella presentó ayer la Biblioteca Digital Nacional, que cuenta con más de un millón de imágenes y 60,000 títulos.

8/3/2017


Susana Mendoza Sheen

smendoza@editoraperu.com.pe

Se siente protagonista de una historia caracterizada por el sacrificio y las grandes transformaciones. Delfina González del Riego Espinosa ingresó en la Biblioteca Nacional del Perú al empezar el proceso de modernización en el Estado.

Se inició en dicha institución en 1993, cuando se declaró en emergencia el recinto. Desde entonces, creció en presupuesto, tecnología y personal, recuerda, aunque no en los números que necesita la patria. “Pero uno de los grandes cambios de la biblioteca fue la mudanza de la antigua sede a la de San Borja. Tuvimos que trasladar todas las colecciones de libros con el mayor cuidado posible, pues fuimos conscientes de que debíamos preservar el patrimonio bibliográfico y documental de todos los peruanos”, afirma.

Liderazgo ganado

En octubre del 2016, asumió la dirección de ese monstruo inteligente que es nuestra biblioteca. Para Delfina, es una ventaja tener 24 años de experiencia laboral, pues gracias a ella conoce las potencialidades del personal, sabe de los problemas que enfrenta la institución y con quiénes cuenta para resolverlos.

“Nuestro desafío es llegar con tecnología a los jóvenes porque esta está cambiando las formas de lectura. Los chicos quieren todo rápido y no se concentran como antes. Hay que digitalizar los libros, no todos, porque tenemos más de 7 millones; pero podemos empezar con nuestro patrimonio que ya no tiene derecho de autor vigente”, comenta. Se refiere, por ejemplo, al archivo del general Andrés Avelino Cáceres, héroe de la Guerra del Pacífico y expresidente de la República.

De él se cuenta con manuscritos, cartas, fotografías, todos relacionados con los momentos claves de aquella conflagración.

Vocación: historiadora

Nació en el mes de las letras y de los atardeceres otoñales: abril. Quizá por ello su pasión por la lectura desde niña, y su dedicación para gozarla. Delfina no recuerda otra vocación que ser historiadora y orientarla hacia los hechos sociales de la época colonial como el matrimonio y familia de la sociedad de esa época, durante sus estudios universitarios.

“Descubrí que el mundo de las mujeres en esos siglos era más complejo de lo que imaginamos. Había mulatas adineradas, dirigentas sociales, empresarias”. rememora sus lecturas escolares como Matalaché, de Enrique López Albújar, y Aves sin nido, de Clorinda Matto de Turner, novelas que fueron gestando su amor por un oficio poco comprendido en este milenio.

Historia y patrimonio

Hoy, después de cerca 25 años de camino recorrido en la Biblioteca Nacional, aprecia lo importante que es guardar para todas las generaciones el patrimonio bibliográfico y documentario del país.

“Ser historiadora y dirigir la Biblioteca Nacional es una oportunidad de fomentar nuestra identidad nacional. Desconocemos tanto nuestro pasado que por eso no nos valoramos. Ahora veo con entusiasmo cómo cada vez hay más peruanos que valoran sus manifestaciones culturales. Solo se ama y respeta lo que se conoce”, acota.

Hoja de vida

Soy licenciada en Historia por la PUCP.

Tengo estudios concluidos de Maestría en Historia Económica.

Soy especializada en investigación histórica, patrimonio bibliográfico documental, descripción archivística y paleografía.

Soy autora de Túpac Amaru en debate, libro publicado el 2001.

“Nuestro objetivo es levantar el inventario del patrimonio bibliográfico nacional”.