Tipo de cambio:

Compra: 3.286

Venta: 3.289


Año del diálogo y la reconciliación nacional
DOMINGO 20

de mayo de 2018

Acceso al agua como prioridad

En 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció el derecho humano al abastecimiento de agua y al saneamiento. Señaló que todas las personas tienen derecho a disponer de forma continua agua suficiente, salubre, físicamente accesible, asequible y de una calidad aceptable para uso personal y doméstico.

26/4/2018


La OMS afirma que la mejora del abastecimiento de agua, del saneamiento y de la gestión de los recursos hídricos puede impulsar el crecimiento económico de los países y contribuir en gran medida a la reducción de la pobreza.

En nuestro país, el Gobierno tiene entre sus principales tareas cerrar la brecha del acceso al agua potable. No solo por el derecho que tienen todos los peruanos de contar con agua de calidad, sino también porque es fundamental para enfrentar enfermedades como la desnutrición, la anemia, la diarrea, entre otros males causados por la falta del líquido para el consumo e higiene.

En la zona urbana, la cobertura actual de agua potable es de 94.4%, mientras que en alcantarillado es de 88.9%. Ante esta realidad, el Gobierno ha anunciado acciones para lograr que en el 2021 el 100% de los peruanos que viven en zonas urbanas cuente con ambos servicios.

Hace una semana, el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) informó que se destinarán 7,775 millones de soles durante los próximos tres años para la ejecución de más de 460 proyectos de obras de agua potable y alcantarillado en las zonas urbanas del ámbito nacional. Este plan del Gobierno busca favorecer a 10.7 millones de peruanos.

La población se beneficiará con 160,000 conexiones nuevas de agua potable y más de 162,000 conexiones nuevas de alcantarillado. También se rehabilitarán 50,700 conexiones de agua y cerca de 50,000 conexiones de alcantarillado en todo el territorio nacional.

Solo en Lima se invertirán más de 1,000 millones de soles en la ejecución de proyectos de agua potable y desagüe en siete distritos de la ciudad de Lima entre el 2018 y 2021. Estas obras beneficiarán a más de 366,000 vecinos del Rímac, San Juan de Lurigancho, Lima Cercado, Chorrillos, San Antonio de Huarochirí, Lurigancho-Chosica y Pachacámac.

Para el bicentenario, la meta que se ha trazado el Ejecutivo es que el 100% de los hogares de las zonas urbanas tengan agua y el 85% de las zonas rurales. Pero no solo la inversión en agua y saneamiento es importante para el Gobierno, sino también el buen uso del líquido vital, dado que nuestro país es uno de los más vulnerables al cambio climático.

Si bien el Estado tiene la responsabilidad de invertir en infraestructura y de garantizar la distribución de agua de calidad, es deber de todos los peruanos no desperdiciarla y cuidar las cuencas y ríos. Recordemos que aún hay millones de compatriotas que carecen de este recurso y que de nosotros dependerá que antes del 2021 ya tengan este servicio básico en sus hogares.