Tipo de cambio:

Compra: 3.242

Venta: 3.246


Año del Buen Servicio al Ciudadano
DOMINGO 19

de noviembre de 2017

AQUILES RONDÁN

Acuarelas de reconstrucción

Un artista plástico ha sabido interpretar en sus telas el crecimiento de la nueva Huaraz, paralelamente a su propio desarrollo físico y emocional. Sus más recientes trabajos se pueden apreciar en una muestra.

La belleza asimétrica de varios poblados ancashinos sucumbió con el terremoto seguido por un aluvión, el 31 de mayo de 1970. Yungay y Ranrahirca, igual que Recuay y Huallanca, quedaron sepultados junto con su historia y leyendas. Y de aquellas angostas callecitas donde era posible darse la mano de balcón a balcón solo quedó el recuerdo en la memoria de los pocos sobrevivientes que perpetuaron nostálgicamente esas imágenes.

5/11/2017


Luz María Crevoisier

Periodista

A 47 años de aquella tragedia, Huaraz, antigua sede de los vicus, quishque, waras, recuay, ha sabido procesarla y levantarse de sus escombros, pero con una realidad distinta y, tal vez, lejana a la original.

Y es por medio de la visión crítica de uno de sus hijos, el artista huaracino Aquiles Rondán, nacido posteriormente a estos devastadores sucesos que nos acercamos al Huaraz del presente.

Retrato del terruño

“Pertenezco a la generación que nació luego del terremoto del 70; por tanto, mis vivencias corresponden a una ciudad en reconstrucción y en constante transformación, lo que tiene sus pros y sus contras”, declara el artista al Diario Oficial El Peruano.

Rondán ha plasmado en más de veinte acuarelas con “un realismo contemporáneo”, como él lo define, a la ciudad del Huascarán en la muestra titulada Transformaciones Andino-Urbanas.

La exhibición, que puede ser apreciada hasta diciembre, tiene como sede el Instituto Cultural Peruano Norteamericano-Icpna de la ciudad de Huaraz (jirón Mariano Melgar 419-429).

El artista ya tiene una amplia performance plástica, pues ha realizado numerosas exposiciones en su tierra natal, Lima y el extranjero, donde ha obtenido reconocimientos como el Primer Premio en el Concurso Nacional de Acuarela Tipos y Costumbres del siglo XXI-Municipalidad Metropolitana de Lima (2007), Reconocimiento a la Trayectoria Artística, Huaraz, 2017, entre otros.

Ante el avance urbanístico y desordenado de esta nueva Huaraz, nos dice que “como artista plástico, asumo una postura reflexiva y crítica, proponiendo un contenido temático en mis obras que van de lo andino-urbano a lo rural-moderno”.

Rondán nos presenta sus producciones en acuarela, con una belleza de limpias tonalidades y demostrando un gran virtuosismo en esta difícil técnica. Al respecto, nos ilustra manifestando que “uno aprende y logra algunos recursos y trucos con el transcurrir de los años”.

Color del alma

Para Aquiles Rondán, “es oficio del acuarelista dominar las veladuras, la cantidad y calidad del agua, respetando las cualidades de la técnica: luminosidad, limpieza, precisión y espontaneidad”.

No es de extrañar encontrarnos con un artista plástico como él en la región del Centro, pródiga en creadores, como nos recuerdan los nombres de Óscar Edgardo Quiñones, Teófilo Villacorta (Kawide), Julio Quispe Vichez, Rogger Oncoy, Godesh Zegarra.

¿Qué sueña? “Continuar consolidándome como artista plástico”.

“Por suerte, en el ámbito global hay una movida muy fuerte de promover la acuarela por medio de organizaciones internacionales que realizan eventos en los que se presentan los más destacados. El Perú tiene a los mejores de América Latina y yo quiero ser uno de ellos”.

El escritor y periodista ancashino Ricardo Ayllón manifiesta que el itinerario de su vida se aplica muy bien como alusión al paisaje natural que funciona como telón de fondo.