Tipo de cambio:

Compra: 3.237

Venta: 3.240


Año del Buen Servicio al Ciudadano
LUNES 23

de octubre de 2017

Adiós, Szyszlo

Víctima de un accidente doméstico, falleció el destacado pintor abstracto Fernando de Szyszlo (1925-2017). Reconocido a nivel internacional, participó en la vida intelectual y ciudadana del país.

10/10/2017





Era el suyo un universo abstracto, bello, misterioso, proyectado sobre telas de grandes formatos. Un universo de texturas y colores que remitían al mundo precolombino. Y cuando un universo se acaba, el vacío que causa es inconmensurable.

Se llamaba Fernando de Szyszlo (Lima 1925-2017), fue un artista central para la plástica del Perú y América Latina a escala global.

Estuvo gravitando en el arte y en la vida del país desde finales de los años cuarenta, cuando dejó de estudiar arquitectura y montó su primera exposición en Lima. Luego, en 1949, partiría a Europa junto a su primera esposa, la poeta Blanca Varela, y frecuentaría los círculos de arte modernista y el debate intelectual. Posteriormente, retornó al país.

Szyszlo nunca dejó de pintar, a pesar de que pontificaba que cada cuadro era una derrota para él.

Fue amigo personal de escritores y premios Nobel de Literatura Octavio Paz y Mario Vargas Llosa. Participó activamente en la vida política del país con posiciones firmes. Por ejemplo, estuvo en contra del indulto a Alberto Fujimori.

“Para nosotros, como peruanos y amigos de la cultura y el arte, es un inmensa pérdida”, escribió el presidente Pedro Pablo Kuczynski anoche, al enterarse de la noticia de la muerte de su amigo, a quien llamaba “Godi”, y de su esposa, Liliana Yábar, en un accidente doméstico sucedido ayer por la tarde en su casa del distrito de San Isidro.

Por su parte, el ministro de Cultura, Salvador del Solar, recordó que, además de ser reconocido en el mundo, se trató de “un defensor de los derechos humanos y la democracia”. En su caso, dijo, trascendió el arte y se convirtió en “un referente cívico del Perú”.

En diciembre, Szyszlo publicó sus memorias La vida sin dueño. Este año, el Instituto Cervantes de París le rindió homenaje. Participó en mayo en una ceremonia que organizó la UNMSM para distinguirlo. (José Vadillo Vila)