Tipo de cambio:

Compra: 3.286

Venta: 3.289


Año del diálogo y la reconciliación nacional
DOMINGO 20

de mayo de 2018

MARKO CARRILLO, EL TIRADOR SOÑADOR

Apunta alto

El deportista desea triunfar en los Panamericanos 2019 y los Juegos Olímpicos 2020.

12/5/2018


De firme pulso y ojo de águila. Esa es la mejor descripción de Marko Carrillo, el tirador peruano que se prepara con ahínco para triunfar en los Juegos Panamericanos 2019 y clasificar a los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

Marko quiere seguir el camino triunfal que tiene el tiro en el Perú y, sobre todo, mantener la herencia de su abuelo Víctor, quien le inculcó esa pasión por el tiro. Nunca perdía de vista la forma de cargar el fusil y la precisión del patriarca de la familia. Su padre, Marco, quien también fue un tirador de nivel, le reforzó los cimientos.

Al principio no fue nada fácil. No obstante la tradición familiar, le costó demasiado dedicarse de lleno a este deporte porque tuvo que dejar los estudios y a sus seres queridos.

Todo comenzó en el 2012, cuando Marko entró de lleno a la práctica del tiro. Su crecimiento deportivo fue vertiginoso porque en pocos meses lo convocaron a la selección nacional y se convirtió en una de las principales cartas de triunfo.

En la mente de Carrillo aún sigue viva la imagen del cubano Leuris Pupo obteniendo la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Desde ese entonces, el deportista peruano lucha de manera incansable para experimentar ese momento sublime.

Después, todo llegó como consecuencia de su dedicación y las ganas de poner en alto su apellido y al Perú. De a pocos, Marko Carrillo se ganó un espacio. Hoy atraviesa por uno de sus mejores momentos luego de ascender del puesto 82 al 16 en el ranking mundial de la International Shooting Sport Federation (ISSF), en la modalidad 10 metros en pistola de aire.

Este avance lo consiguió gracias a que ocupó el sexto puesto en la Copa del Mundo en Guadalajara, México, donde sumó 242 puntos.

“Es una recompensa a todo lo que hago. Nada es gratis. Nada llega por azar porque es fruto de la constancia”, reiteró Carrillo, quien se dedica a entrenar entre cinco y seis días a la semana por un espacio de tres a cuatro horas diarias.

Reto panamericano

Carrillo está enfocado en asumir la responsabilidad de defender la casa ante todos los mejores de América en los Juegos Panamericanos 2019. En ese certamen, su otra motivación será asegurar la clasificación a los Juegos Olímpicos Tokio 2020 porque sabe que los dos primeros accederán al máximo torneo.

“Aspiro a uno de los cupos para Tokio 2020, ya que clasifican los dos primeros de cada modalidad. Es un reto; además, tendré el aliciente de estar en casa. Competiré ante mi familia. Es algo motivador porque trabajo para ello. Quiero que mis parientes y amigos me vean en lo alto del podio”, acotó.

Para seguir soñando con la presea panamericana, Marko competirá en la Copa del Mundo de Fort Benning en Georgia (Estados Unidos), en los Juegos Suramericanos Odesur y en la Copa del Mundo de Múnich, en Alemania.

Dato

medalla de bronce obtuvo carrillo en los juegos panamericanos 2015.