Tipo de cambio:

Compra: 3.242

Venta: 3.246


Año del Buen Servicio al Ciudadano
SÁBADO 18

de noviembre de 2017

Aumento salarial a los docentes

El ministro de Educación, Idel Vexler, informó que a partir del próximo mes el gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski empezará a cumplir todos los compromisos asumidos con el magisterio nacional en la huelga de este año, empezando con un incremento salarial en todos los niveles y la homologación de las encargaturas de cargos directivos.

25/10/2017


Así, la remuneración de entrada para un docente nombrado o contratado será de 2,000 soles a partir de noviembre, un incremento de 500 soles, correspondientes a la primera escala de la Carrera Pública Magisterial, a los que deben seguir otros beneficios, como la posibilidad de jubilarse de forma anticipada a los 55 años, y un presupuesto de 200 millones de soles para el pago de la deuda social, compromisos que fueron asumidos para solucionar la paralización.

El anuncio es importante y oportuno, pues de un lado pone de manifiesto la seriedad y la decisión del Ejecutivo de revalorar la función docente, por medio de un incremento salarial, pero también con una capacitación y evaluación permanente, con el fin de mejorar su desempeño en el aula.

Asimismo, es oportuno porque se realiza en medio de llamados a un nuevo paro de profesores, efectuados por un sector radical que llevó la batuta de la huelga anterior, demostrando con ello que sigue primando, pese al diálogo y todo lo avanzado, la intransigencia.

El ministro Vexler ha señalado que para todas las escalas de la carrera magisterial se incrementa en 445 soles la remuneración íntegra mensual de más de 374,000 maestros con jornada laboral de 30 horas pedagógicas.

Refirió que a cerca de 25,000 docentes con encargaturas de dirección o subdirección se les remunerará de acuerdo con sus nuevas responsabilidades, pero también recordó que 140,000 profesores contratados y auxiliares de educación perciben, desde setiembre, los beneficios por compensación por tiempo de servicios y subsidios por luto y sepelio, “todo ello gracias al diálogo directo con los representantes del magisterio”.

A la par de estos beneficios, el ministro manifestó que el Minedu fortalecerá el sistema de meritocracia mediante la capacitación a los docentes y la generación de más evaluaciones de nombramiento y ascensos, así como con una mejora en el formato de la evaluación de desempeño, a fin de que sea más confiable para los maestros.

Por todo ello, resulta inconcebible que haya sectores del magisterio –minoritarios, por cierto– que sigan hablando de paro, no solo porque del otro lado de la mesa hay un gobierno que dialoga, cumple su palabra y está comprometido con la optimización educativa, sino también porque este llamado no toma en cuenta el daño que causó la huelga y que con gran esfuerzo se busca reparar.

Esperemos que el magisterio, además de valorar el esfuerzo del Gobierno por cumplir sus compromisos, consolide una genuina vocación por trabajar para mejorar la calidad educativa, el fin supremo nacional, por encima de intereses gremiales y políticos.