Tipo de cambio:

Compra: 3.242

Venta: 3.246


Año del Buen Servicio al Ciudadano
SÁBADO 18

de noviembre de 2017

Bandas criminales y seguridad

Desde agosto del año pasado a la fecha, la Policía Nacional, en coordinación con el Ministerio Público, ha desarticulado 83 organizaciones criminales dedicadas al robo de bienes, extorsiones, tráfico de tierras, homicidios, minería ilegal, entre otros delitos, y la meta es llegar a 100 a finales de año, señaló el Ministerio del Interior, en un informe publicado ayer en El Peruano.

9/11/2017


Si bien las cifras de percepción de inseguridad en las calles aún son altas, y están lejos de los objetivos que se ha planteado el Gobierno, en estos 16 meses de gestión se ha avanzado en determinadas áreas, lo que es fundamental destacar.

Uno de ellos concierne a las bandas organizadas. Con un buen trabajo de inteligencia, se ejecutaron 90 megaoperativos, se detuvo a 1,238 personas, e incautó cerca de 4 millones de soles y más de 400,000 dólares. Además, se recuperaron 309 inmuebles y más de 1,800 armas, en un contexto donde estos criminales se han vuelto más avezados y sofisticados, lo que obliga a la Policía a afinar sus estrategias.

El programa de recompensas también tiene buenos resultados, pues se capturó a 700 delincuentes requisitoriados por la justicia, entre ellos homicidas, traficantes de drogas, violadores y pederastas.

¿Quién no ha sido víctima del robo de su teléfono celular o quién no tiene un familiar al que se lo hayan robado? Pues bien, con el plan del Gobierno, se desactivaron 3.5 millones de estos dispositivos y se espera que a fin de año lleguen a 5 millones. El objetivo es que dichos aparatos, una vez robados, sean bloqueados y así carezcan de valor y utilidad para los delincuentes, con lo que se acaba el mercado negro.

El día en que ya no sea negocio robar un celular, habremos disminuido, por lo menos, a la mitad los asaltos que ocurren en las calles, y que atraviesan todas las capas sociales y grupos etarios.

Otro activo importante de esta primera etapa es el aumento de 38,000 a 44,000 el número de policías en las calles, gracias a la contratación de personal civil para las labores administrativas en las comisarías.

Ello mejorará, pues falta que el modelo se traslade a las regiones, además de contar con las promociones que egresarán de las escuelas de Policía.

Hasta ahora las cifras están a favor del Gobierno. De acuerdo con la data del Instituto Nacional de Estadística e Informática, el nivel de victimización a escala nacional bajó de 30.7% en el período febrero 2016-julio 2016 a 26.3% en el período noviembre 2016-abril 2017.

Igualmente, la percepción de inseguridad descendió de 90.3% a 88.3% en el mismo período, mientras que el porcentaje de las víctimas de actos delictivos que denunciaron en la comisaría subió de 12.7% a 14.5%, lo que aún es bajo, pero que refleja, de algún modo, la necesidad de denunciar.

En seguridad ciudadana hay mucho por hacer, pues partimos del gran deterioro de los últimos lustros; este es un tema en el que debemos actuar con responsabilidad, persistir en las políticas que dan resultados por encima de los intereses políticos y partidarios, y con una visión de Estado.