Tipo de cambio:

Compra: 3.242

Venta: 3.246


Año del Buen Servicio al Ciudadano
SÁBADO 18

de noviembre de 2017

Beneficios y compromisos

El Poder Ejecutivo oficializó el domingo el aumento de sueldos y la concesión de beneficios al gremio magisterial, cumpliendo de esta manera un compromiso con los maestros. Así, se publicaron tres decretos que establecen el aumento a 2,000 soles como sueldo mínimo de los profesores; el pago por encargaturas, la compensación por tiempo de servicio (CTS) y la entrega de un subsidio por luto y sepelio, tanto para docentes nombrados como para los contratados.

31/10/2017


Sin duda, estas medidas implican un conjunto importante de beneficios, quizá los mayores para el magisterio en los últimos años.

Como lo ha dicho el presidente Pedro Pablo Kuczynski, el Gobierno quiere revalorar la carrera pública magisterial, recuperar progresivamente la capacidad adquisitiva de sus salarios, construir un recorrido profesional en el que el esfuerzo de los docentes sea recompensado, además de una política de capacitación y evaluación para mejorar su desempeño en el aula.

Ciertamente, la gestión de Idel Vexler en el Ministerio de Educación ha traído tranquilidad y estabilidad al sector y es de esperar que estos aumentos y beneficios, que ahora son una realidad, sienten las bases de un entendimiento y cooperación del magisterio.

Un buen punto de inicio es el aumento del sueldo mínimo para el profesorado, que pasa de 1,550 soles que es actualmente, a 2,000 soles a partir de noviembre, para los docentes nombrados y los contratados.

Igualmente, el pago de las encargaturas, que serán percibidas por el profesor encargado del puesto o de las funciones, según corresponda, de director, subdirector o jerárquico de institución educativa multigrado o polidocente; así como el profesor encargado del puesto de especialista en educación, de acuerdo a la escala magisterial en la que está.

Por último, el pago de la CTS a los profesores contratados que prestan servicio en escuelas públicas, que será del 14% de la remuneración mensual vigente al momento de la culminación de su contrato, por año o fracción mayor a seis meses de servicios continuos.

La compensación no tiene carácter remunerativo ni pensionable, no se incorpora a la remuneración mensual del profesor contratado y no está afecta a cargas sociales.

En este nuevo estado de la relación entre Gobierno y magisterio, uno de los problemas pendiente de resolver es la crisis de representatividad que sufre el profesorado nacional, y que quedó de manifiesto en la última huelga.

Es impostergable que el sector sindical del magisterio efectúe un diálogo honesto y abierto que permita establecer una sola plataforma laboral, y llevar adelante una conversación constructiva con el Gobierno, en la alineación de intereses para una educación de calidad.

Esperemos que el profesorado valore el esfuerzo del Gobierno por cumplir sus compromisos y consolide una genuina vocación por trabajar en la mejora de la calidad educativa, el fin supremo nacional, por encima de intereses gremiales y políticos.