Tipo de cambio:

Compra: 3.244

Venta: 3.248


Año del Buen Servicio al Ciudadano
SÁBADO 23

de setiembre de 2017

Buenas Prácticas en sector público

Por décadas se consideró al empleado público como un trabajador pasivo, que era incompatible con la competitividad, ya que su único incentivo era llegar a la jubilación, sin ser despedido de su trabajo. En la década de 1990, entre las propuestas del denominado Consenso de Washington, existe una en la que llamó la atención el tamaño a que había llegado el sector público y se sugirió un drástico recorte para supuestamente ganar eficiencia.

25/8/2017


Si se revisa a los 19 ganadores del Premio de las Buenas Prácticas en Gestión Pública del 2017, promovida por Ciudadanos Al Día y la Universidad del Pacífico, observamos que existe un sector cada vez más grande de funcionarios públicos que se destacan por su creatividad, su espíritu innovador para diseñar proyectos eficientes e innovadores.

En parte, esto se debe a programas de capacitación implementados como Servir, destinado a promocionar a los gerentes públicos de calidad en puestos claves del Estado.

Nos llena de entusiasmo y esperanza observar que se han presentado, desde que se estableció ese premio en el 2005, más de 1,600 experiencias que provienen de cerca de 350 entidades del Estado. Una prueba de la enorme popularidad con que ya cuenta esta premiación es que este año se evaluaron 222 prácticas, de las cuales salieron los 19 ganadores mencionados.

Todas estas experiencias ayudan a acercar a las instituciones del Estado con el ciudadano en diversos lugares del país, ya que este no es un concurso urbano o de Lima, sino cada vez se encuentra más descentralizado. Existen experiencias premiadas como, por ejemplo, “Hogares rurales en extrema pobreza construyen medios de vida sostenibles con acciones combinadas de intervención, en Anco y San Miguel, Ayacucho”.

De acuerdo con las estadísticas del concurso, de las 19 experiencias ganadoras, que involucran a más de 1,000 servidores públicos, tres pertenecen a ministerios; once a programas desconcentrados del Poder Ejecutivo; dos a gobiernos regionales; uno a gobierno local y otro al gobierno autónomo. Esta información nos revela que las buenas prácticas no se concentran en los principales poderes del Estado, sino que se encuentran distribuidas a escala regional y local.

El concurso también nos revela que cada vez es más activo el apoyo del sector privado a las organizaciones públicas. Se espera que en las próximas convocatorias aumente el acompañamiento del sector privado al público para que logre sus fines establecidos.

El Perú tiene como política de Estado lograr su incorporación como miembro permanente al Consejo Directivo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) hacia el 2021 y este concurso sirve de inspiración para que otras instituciones u organismos estatales sigan por el camino de mejorar sus buenas prácticas con la ciudadanía.

Como lo planteó el presidente Pedro Pablo Kuczynski en su primer Mensaje a la Nación, el 28 de julio del 2016, ante el Bicentenario de la República, se debe construir un Estado eficaz al servicio del ciudadano.