Tipo de cambio:

Compra: 3.235

Venta: 3.241


Año del Buen Servicio al Ciudadano
VIERNES 24

de noviembre de 2017

JOHNNY WILLIAM PICÓN MARCOS

“Busco fomentar la meritocracia”

Gerente afirma que no es un funcionario con poder, sino con responsabilidades.

Perfil. Es gerente de Administración de la Corte Superior de Justicia de Huánuco. Su implementación de la Biblioteca de Familia ganó en la categoría Inclusión Social del concurso Buenas Prácticas de Gerentes Públicos 2017 de Servir. La iniciativa permite a los menores infractores el acceso a lecturas durante el proceso judicial.

14/6/2017


Susana Mendoza

smendoza@editoraperu.com.pe

Johnny Picón Marcos tiene a su cargo tres unidades administrativas: administración y finanzas, planeamiento y desarrollo y servicios judiciales. Esta última ofrece servicios que la Corte de Huánuco organiza para los ciudadanos: central de distribución (mesa de partes) archivo modular y general.

La Biblioteca de Familia es una iniciativa de esta unidad. El equipo multidisciplinario que lidera Picón Marcos observó que los adolescentes infractores de la ley y sus familias necesitaban de otras actividades, además de asistir a la sala de meditación, para usar el tiempo ocioso.

“Es una medida de reinserción, queremos que los chicos y sus padres utilicen de manera creativa el tiempo que esperan al juez para ver sus casos. Nuestra finalidad es convertirla en una hemeroteca multimedia con videos motivacionales, porque es más fácil llegar a ellos de esa manera con la compañía de una educadora”, explica.

Meritocrática

Huanuqueño, formado como gerente público por la Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir), acostumbrado al cumplimiento de objetivos y al desarrollo de los proyectos con prisa y sin pausa, afirma, con base en una gestión transparente.

“Me encanta que las metas se concreten; soy administrador de profesión y me apasiona lo que hago. Me siento bien en el trabajo, y ser gerente, tener poder, no me aleja de mis obligaciones. No me siento una persona con poder, sino con responsabilidad”, cuenta.

Obligaciones que empezaron en 1998, cuando ingresó como practicante para ordenar el legajo del personal. No era un trabajador formal, recuerda, su jefe le daba sus propinas semanales para compensar el esfuerzo. Tenía 25 años, y no había previsto ser un servidor público.

Un gran paso

Johnny nació en la comunidad de Huanzalá, antes ubicada en la provincia de La Unión. Hoy, pertenece al distrito de Huallanca, Bolognesi, Áncash. Un cambio de la frontera territorial que no altera el mandato de sus sentimientos, pues es huanuqueño de corazón.

Esa misma lealtad es la que tiene por su institución, a la que ha visto crecer como él mismo, dice, con esfuerzo. El desafío que hoy tiene como gerente administrador, desde el 2015, es interconectar las nueve sedes judiciales en la tierra de La Perricholi.

“Es una tarea titánica que nos hemos propuesto hacer realidad este año, tanto mediante la instalación de fibra óptica como del alquiler de servicios de internet”, precisa.

Ser parte del cuerpo de gerentes de Servir desde mayo del 2015, cambió su perspectiva de trabajo. Dejó la docencia universitaria para dedicarse en cuerpo y alma a la administración de la corte. Para él, es un honor trabajar en el Poder Judicial.

“Mi pasión es trabajar en el Estado, ser parte de ese cambio que busca fomentar meritocracia, honestidad y transparencia en la gestión”, afirma. Entre tanto, ya organizó la cuadrilla de Negritos de la Corte de Huánuco, que recorrerá las calles en diciembre. La justicia y la cultura van de la mano en una sociedad democrática. Así sea.

Hoja de vida

Se formó como Administrador de Empresas en la Universidad Nacional Hermilio Valdizán (1197- 1996).

Tiene una Maestría en Educación Superior e Investigación de la Universidad de Huánuco (2007- 2008).

En esa misma universidad fue docente de la Facultad de Administración (2010 – 2015).