Tipo de cambio:

Compra: 3.231

Venta: 3.236


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MIÉRCOLES 13

de diciembre de 2017

ICAN AGRUPA A CENTENARES DE ONG

Campaña para prohibir bomba atómica gana Nobel de la Paz

Premio adquiere importancia cuando existen tensiones nucleares con Corea del Norte e Irán.

7/10/2017


Oslo, Noruega

AFP

La Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN) ganó el Nobel de la Paz tras una década de esfuerzos para prohibir la bomba atómica, en un contexto de tensión con Corea del Norte e Irán.

Setenta y dos años después de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, el Comité del Nobel quiso resaltar los incansables esfuerzos de la ICAN para librar al mundo de las armas nucleares. Con ello, mandó un mensaje a las potencias nucleares para que inicien “tratos serios” destinados a eliminar su arsenal.

“Vivimos en un mundo donde el riesgo de que se utilicen las armas nucleares es más alto de lo que nunca fue”, declaró la presidenta del Comité Noruego del Nobel, Berit Reiss-Andersen.

“Algunos países modernizan sus arsenales nucleares, y es real el riesgo de que cada vez más países se procuren armas nucleares, como Corea del Norte”, añadió.

Crítica

En su primera reacción al galardón, ICAN criticó directamente al presidente Donald Trump ante los riesgos de un incidente nuclear en el mundo.

“La elección del presidente Donald Trump incomodó a mucha gente por el hecho de que pueda autorizar por sí solo el uso de las armas nucleares”, declaró la directora de la ICAN, Beatrice Fihn.

“Las armas nucleares no aportan la seguridad ni la estabilidad”, como demuestra que la gente en Estados Unidos, Japón y Corea del Norte no se “sienta especialmente segura”, añadió.

Reducción de ojivas

La ICAN cuenta con 424 organizaciones no gubernamentales asociadas en 95 países y el apoyo de numerosas personalidades, entre ellas dos Premios Nobel de la Paz, el arzobispo sudafricano Desmond Tutu (1984) y la estadounidense Jody Williams, quien lo recibió en 1997 por la Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Antipersonas.

Aunque la cantidad de ojivas se ha reducido en 30 años –pasó de 64,000 en 1986 a poco más de 9,000 en el 2017, según el Bulletin of the Atomic Scientists (BAS)–, el número de países que poseen armas nucleares aumentó.