Tipo de cambio:

Compra: 3.280

Venta: 3.283


Año del diálogo y la reconciliación nacional
JUEVES 21

de junio de 2018

EL 24 DE JUNIO HABRÁ EXAMEN ELIMINATORIO

CNM realiza lucha frontal contra la provisionalidad

Alistan proyecto para la creación de una escuela de la magistratura.

14/6/2018


El Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) está comprometido en la lucha frontal contra la provisionalidad de jueces y fiscales, y la prueba de ello es que el domingo 24 de junio tomará un examen de carácter eliminatorio para cubrir 1,264 vacantes de magistrados en todo el país, sostuvo el presidente del organismo constitucional, Orlando Velásquez Benites.

Precisó que la actual gestión ha hecho cuatro convocatorias para cubrir plazas de 942 fiscales adjuntos superiores, provinciales y adjuntos provinciales; 248 jueces especializados, mixtos y de paz; 61 jueces superiores y, 13 fiscales superiores. De modo tal que este es el más grande esfuerzo realizado por la institución en los últimos años, acotó Velásquez Benites en declaraciones a Radio Nacional.

Directrices

Uno de los lineamientos de su gestión es mejorar la calidad de los jueces y fiscales, en ese sentido, anunció que se está concluyendo la formulación de un proyecto para crear una escuela de la magistratura en la que los profesionales del Derecho con vocación puedan recibir una formación escolarizada para luego egresar como jueces o fiscales titulares debidamente preparados.

El CNM, además, ha mejorado sus procesos de selección y nombramiento de jueces y fiscales, aunque en los procesos de evaluación integral y ratificación que se realizan a los magistrados del Poder Judicial (PJ) y del Ministerio Público (MP) cada siete años se ha instituido la denominada “ratificación de oficio”, para reconocer a los que tienen una hoja de vida impecable y un ejercicio correcto de sus funciones, detalló.

Velásquez Benites resaltó que en las convocatorias en curso para nombrar jueces y fiscales, el CNM otorgará una bonificación a aquellos postulantes que dominen con suficiencia las lenguas originarias, tales como el quechua, aimara u otras y aspiren a una plaza ubicada en una localidad donde se hable mayoritariamente esas lenguas.