Tipo de cambio:

Compra: 3.240

Venta: 3.244


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MARTES 21

de noviembre de 2017

Control patrimonial de magistrados

El Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) es una institución clave en el anhelo de los peruanos de tener una justicia predecible y eficiente, pues se encarga de nombrar jueces y fiscales, de ratificarlos cada siete años y destituirlos cuando cometen una falta grave. Si hay buenos magistrados, habrá justicia, es el razonamiento elemental.

7/7/2017


Si bien aún persisten fallas en el sistema judicial, con jueces que liberan delincuentes o fiscales con denuncias mal elaboradas, debemos saludar los cambios que se vienen preparando desde el CNM para que la elección y la fiscalización de los magistrados sean las debidas.

En entrevista con el Diario Oficial El Peruano, su presidente, Guido Águila, ha presentado una serie de iniciativas que se orientan a combatir la corrupción judicial, atraer a los juristas más capaces a la carrera jurisdiccional y establecer criterios de equidad y transparencia en la evaluación de jueces y fiscales.

Por ejemplo, se habla de implementar un observatorio de control patrimonial de magistrados, un mecanismo a todas luces necesario para detectar autoridades con aumento patrimonial sospechoso, y que puede ser una fachada de la corrupción. Incluso sorprende que no exista ahora mismo una verificación de las declaraciones juradas que se presentan, pues, como se dice en la misma entrevista, no se puede confiar solo en la buena fe de los declarantes.

La otra iniciativa, de propiciar la heteropostulación de candidaturas a jueces y fiscales, también resulta atendible; es cierto, los buenos juristas, los mejores abogados se rehúsan a postular a estos cargos por miedo al maltrato o la desaprobación.

Si además de su interés particular está el apoyo de instituciones, como los colegios profesionales y las organizaciones civiles, el postulante sentirá mayor respaldo para ingresar a la carrera jurisdiccional, ya que hay una motivación que trasciende lo personal.

La propuesta resulta también oportuna, ya que este año se elegirá a cuatro vocales supremos, el 20% de la Corte Suprema, una oportunidad de oro para atraer a los mejores juristas del Perú, como ha sucedido en el Tribunal Constitucional.

La relevancia que se ha dado al derecho constitucional en los exámenes obliga a los candidatos a ampliar sus conocimientos más allá de las especialidades civil, penal o administrativa, pues, como bien dice el doctor Águila, no solo hay una ‘constitucionalización’ del derecho, sino que también toda causa responde a los principios de la Carta Magna.

El CNM es una institución que poco a poco recobra su legitimidad y que ha abierto el diálogo con otros sectores, a fin de mejorar sus estándares de control y evaluación. Queda pendiente el tema de la reforma en lo que se refiere a su conformación y selección de miembros. Habrá que ver si existe voluntad del Congreso, ya que se trata de un cambio constitucional. Mientras tanto, debemos seguir trabajando, y es positivo para el país toda acción orientada a optimizar la elección de los operadores judiciales.