Tipo de cambio:

Compra: 3.244

Venta: 3.248


Año del Buen Servicio al Ciudadano
DOMINGO 24

de setiembre de 2017

VOCACIÓN EN EL ANDE

Danzando en el cerro

El baile y el teatro están siendo impulsados en Cusco gracias al esfuerzo de diversos grupos y al talento de actores e intérpretes. Una de las animadoras de la escena de la Ciudad Imperial es Dalia Ivanova.

Dalia Ivanova Paz Ponce (Cusco, 1981) debutó en el cine encarnando a Hortensia, uno de los personajes de La luz en el cerro, ópera prima del realizador Ricardo Velarde, filmada en el 2012 en el pueblo de Marcapata (Cusco). El largo se estrenará comercialmente el 26 de octubre.

10/9/2017


Luz María Crevoisier

Periodista

El Diario Oficial El Peruano conversó con la actriz que se dedica a la danza, el teatro, la dramaturgia y la promoción cultural en la capital arqueológica de América.

Baile sobre piedras

“Mi nombre artístico es Dalia Ivanova. Soy comunicadora social, artista escénica con formación en actuación profesional, danza contemporánea y dramaturgia”, nos indicó.

Al egresar de la Universidad Nacional San Antonio Abad de Cusco, Dalia Paz se vino a Lima. Primero estudió formación actoral en los talleres de Roberto Ángeles, Alberto Ísola y en la Escuela de Danza Viva. Después pasó a la Universidad Nacional de las Artes en Argentina.

“La danza es un sustento para mi actuación actoral. Participé en algunos montajes, tanto de danza clásica como contemporánea. Pero mi carrera se centra básicamente en el teatro, ya sea actuación, dirección, dramaturgia o producción. Esto desde que me inicié el 2004 con el grupo Punto Aparte”, recordó.

“Luego empecé a trabajar con Hugo Fernando Salazar, del grupo Juglar Artes Escénicas, iniciándose así un periplo de espectáculos, festivales, talleres”. En estos últimos se contó con la participación de los maestros Gigio Giraldo de Colombia y Pilar Villanueva de México. Participó también en el Festival de Teatro Cusqueño llamado Impro Raymi.

Escena cultural

“En los últimos seis o siete años se impulsó la actividad cultural en Cusco, con una variedad de espectáculos, algunos promovidos por el grupo Juglar Artes Escénicas, que dirijo junto a Hugo Fernando Salazar desde el 2005.”

“De ahí partieron otros grupos, que de manera continua y entusiasta han llevado sus puestas de escena a diversos lugares de Cusco y provincias”, relata Dalia Ivanova.

“Se ha dado un fenómeno interesante a partir de la creación de la Dirección Desconcentrada de Cultura, pues pese a sus carencias y dificultades burocráticas, recibimos apoyo en diferentes proyectos. Así fue en el evento Impro Raymi Encuentro Internacional de Improvisación Teatral con la participación de actores de Argentina, Colombia y México, que llevamos a cabo con mi grupo Juglar”, cuenta la artista.

Apoyo al arte

La escena cultural cusqueña recibe cierto apoyo del Estado para algunas actividades, pero también tiene otros recursos de los que se beneficia. Según la actriz Dalia Paz, existen personas particulares e instituciones que se suman a brindar su granito de arena.

Uno de estos casos es el de Francisco Farfán, dueño de Esencia, un rincón cultural que acoge a artistas linyeras de todo el orbe.

Otras situaciones similares son las de Ukukus Bar, la Asociación Pukllasunchis, el Icpna Cusco y el convento de Santo Domingo Qoricancha.

Pese a ello, falta una toma de conciencia, pues, como sentencia Dalia Ivanova: “La mayoría cree que el arte es una afición, incluso los mismo artistas”.

En su opinión, “también falta más información cultural, así como la unificación de los actores, para que se logre el desarrollo global”.

Por otra parte, cabe destacar de Paz tiene programado en octubre presentar su unipersonal Eréndira. Este espectáculo se dará antes de emprender viaje a México.

El largometraje La luz en el cerro, filmado en locaciones del Cusco, se estrenará el 26 de octubre.