Tipo de cambio:

Compra: 3.242

Venta: 3.246


Año del Buen Servicio al Ciudadano
SÁBADO 18

de noviembre de 2017

CONOCIMIENTO Y HABILIDAD

Desempeño de los bancos centrales

Muchos creen que a los mercados no les gusta la incertidumbre. Ello no solo es dudoso, sino que también resulta falso, al menos en lo que respecta a inflación y crecimiento.

16/10/2017


Didier Saint–Georges

Director gerente del Comité de Inversiones de Carmingnac

Los bancos centrales aplican políticas monetarias acomodaticias de gran envergadura desde hace una década. El principal motivo era evitar que el mundo entre en una tendencia deflacionista al caer en una espiral de caída de los precios, del consumo y de la inversión, seguida por una profunda recesión. 

En los últimos años, los bancos centrales estuvieron cerca de lograrlo, ya que la economía estadounidense se aproxima al pleno empleo y las condiciones son idóneas para que se produzca una recuperación en Europa. Hay muchos motivos por los que a estos entes financieros de reserva les gustaría liberarse de políticas monetarias poco convencionales: restablecer un cierto margen para cuando la economía se vuelva a debilitar, reducir las distorsiones en los precios de los activos causadas por estas políticas y evitar normalizar los tipos de interés bruscamente cuando la inflación repunte.

Pero este año siguen teniendo miedo de actuar pronto y drásticamente, dado que subir los tipos de interés –cuando la inflación aún no está fuera de la zona de peligro y las economías siguen siendo frágiles– podría lastrar la recuperación y reavivar la amenaza de que la inflación vuelva a caer.

Si la inflación empezara a repuntar claramente, los bancos centrales se verían obligados a intervenir y los mercados tendrían que descontar una subida de tipos. Eso cuestionaría los precios de los activos financieros. Por el contrario, si las tasas de crecimiento e inflación volvieran a caer, esto supondría el fracaso absoluto de varios años de intervención monetaria, lo que sería una gran decepción para los inversores en renta variable.