Tipo de cambio:

Compra: 3.237

Venta: 3.240


Año del Buen Servicio al Ciudadano
SÁBADO 21

de octubre de 2017

Diálogo permanente

Ha concluido la ronda de conversaciones entre la presidenta del Consejo de Ministros, Mercedes Aráoz, y las diversas bancadas, y el balance que dejan estos encuentros, al margen de las coincidencias y discrepancias que ha podido tener con cada una de ellas, es que se está instalando una nueva manera de diálogo político entre ambos poderes, menos fijado en el conflicto y la provocación, y más proactivo hacia la agenda de proyectos que necesita el país.

4/10/2017


La primera prueba de fuego se verá el 12 de octubre, cuando Aráoz y sus ministros se presenten ante el pleno del Congreso a exponer su plan de gobierno y recabar el voto de investidura, pero, sin duda, eso es solo el inicio de un trabajo de diálogo que debe ser permanente en el tiempo, para forjar consensos, pero también prevenir enfrentamientos que nos haga retroceder a la tirantez que padeció el gabinete de Fernando Zavala.

Con Aráoz en la PCM se ha instalado una especie de paz política entre el Gobierno y la oposición en el Congreso, especialmente el fujimorismo, la fuerza mayoritaria. Su nombramiento fue saludado por líderes de Fuerza Popular, algunos adelantaron el voto de confianza, e incluso en la reunión formal que tuvo con la bancada, se habló de la necesidad de establecer canales de comunicación inmediata, para evitar que las discrepancias escalen a niveles dañinos para la relación.

La presidenta del Consejo de Ministros ha señalado que su intención es mantener un diálogo permanente con los grupos políticos en el Congreso, no solo para obtener el voto de investidura, sino también para poner en práctica las coincidencias alcanzadas en las conversaciones sostenidas en los últimos días.

El reto posvoto de investidura es sacar adelante las leyes que el país necesita. Pensamos en los cinco proyectos de ley presentados por el presidente Pedro Pablo Kuczynski en su mensaje por Fiestas Patrias, o el proyecto del empleo juvenil, que generará hasta 50,000 puestos de trabajo para este sector, y que inexplicablemente aún no ha sido aprobado, además de la reforma laboral para reducir la informalidad.

Mercedes Aráoz es una mujer con experiencia política. Ha ocupado las carteras de Comercio Exterior y Economía en el segundo gobierno aprista; fue por algunos meses candidata presidencial de ese partido, y ahora es vicepresidenta. Pero, sin duda, su mayor activo en la jefatura del Gabinete es su condición de parlamentaria, lo que le da cercanía y empatía al dialogar con sus pares en el Congreso.

En este contexto, se debe destacar también la madurez y la disposición de las bancadas de Fuerza Popular, Alianza para el Progreso, Frente Amplio, Nuevo Perú, Acción Popular, Partido Aprista, y, por supuesto, del oficialista Peruanos por el Kambio, para entablar un diálogo honesto y propositivo con la jefa del Gabinete. Esperemos que este nuevo clima en la relación Ejecutivo-Congreso sea perdurable en el tiempo, provechoso en las reformas, por el bien del país, y sin que ello signifique cumplir con el rol constitucional.