Tipo de cambio:

Compra: 3.241

Venta: 3.243


Año del diálogo y la reconciliación nacional
DOMINGO 18

de febrero de 2018

ENFOQUE

Economía global en alza, oportunidad para reformas

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha previsto para este año un crecimiento mundial del 3.9%. Es una buena noticia que permitirá acelerar nuestra economía, pero no debemos sentirnos satisfechos y mucho menos bajar la guardia porque en la 48ª edición anual del Foro Económico Mundial de Davos (Suiza), efectuada en enero, se concluyó que hay un empeoramiento de la concentración global de la riqueza.

10/2/2018


José Antonio Arévalo Tuesta

Director del Centro de Planeamiento Estratégico Nacional

Es evidente que hay una recuperación, pero también es notorio que esa mejora no incluye a todos.

Es allí donde deben esforzarse los políticos: ser incluyentes vía la capacitación, la creación de más puestos de trabajo y oportunidades tanto para hombres y mujeres, sin discriminaciones.

Por lo pronto, nuestro país registró un crecimiento del 2.5% durante el período 2017, gracias a la demanda interna y a la exportación de productos obtenidos de los sectores primarios.

Con este panorama, es momento de invertir en infraestructura y hacer un gasto social eficiente porque una nación no puede ser calificada de exitosa mientras existan ciudadanos excluidos. Debemos aprovechar la circunstancia porque cuando un caudal económico está en subida, es oportuno hacer reformas estructurales y fiscales que no son posibles cuando se enfrenta una recesión.

Los políticos deben permanecer vigilantes y no descuidar la economía local porque los indicadores mundiales solo muestran una “recuperación cíclica o periódica”. Es la ocasión perfecta para que los gobiernos se comprometan de forma sistemática con las reformas estructurales que afiancen el retorno al crecimiento.

Uno de los principales motivos del repunte económico mundial sería la robustez de Estados Unidos tras una reforma tributaria.

Se espera un incremento del PBI del 2.7% para el 2018, pero ese crecimiento podría debilitarse al 2020, conforme expiren los incentivos al gasto de los recortes impositivos en la nación del norte.

Tampoco se puede dejar de mencionar a China, cuyas proyecciones de expansión alcanzan el 6.6% para este año. Resta esperar que el gigante asiático desacelere su economía para rebalancearla porque cualquier crisis financiera no afectará solo a este país, sino también al resto del mundo: quien crea que hará dinero si hay una crisis en China, se equivoca, coinciden los expertos.

Como se observa, la economía global es óptima y alentadora; no obstante, todo gobierno debe elevar el PBI a largo plazo, así como tener listas las herramientas necesarias para contrarrestar una próxima crisis. Hay mucho por hacer y no quedarse maravillados observando la ola pasar y no aprovecharla para tomar un nuevo impulso.