Tipo de cambio:

Compra: 3.233

Venta: 3.236


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MIÉRCOLES 22

de noviembre de 2017

WASHINGTON SE INCLINA POR LOS ACUERDOS BILATERALES

EE. UU. y China discrepan respecto al libre comercio

Trump denuncia “abusos crónicos” y Xi Jinping pide una “globalización más abierta”.

11/11/2017


Da Nang, Vietnam

AFP

Donald Trump y Xi Jinping expusieron ante el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico sus visiones antagonistas del comercio mundial, el primero denunciando “abusos crónicos” y el segundo defendiendo una globalización “más abierta” y beneficiosa para todo el mundo.

“No podemos seguir tolerando los abusos comerciales crónicos y no los toleraremos”, advirtió el presidente de Estados Unidos –primera economía mundial– ante un nutrido grupo de directivos empresariales de todo el mundo reunidos en la ciudad vietnamita de Da Nang.

Trump fue muy crítico con el sistema multilateral que regula el comercio mundial, encarnado por la Organización Mundial de Comercio (OMC), que según él “no nos ha tratado con imparcialidad”.

En la línea con su intención de alejarse de los grandes tratados comerciales (como el TLCAN, que forman EE. UU., México y Canadá), Trump señaló que haría negocios bilaterales con cualquier país “que quiera ser nuestro socio y que respete los principios de comercio justo y recíproco”.

“Siempre pondré a América primero”, añadió, asegurando que su país “no volverá a entrar en grandes acuerdos que nos atan de manos”.

El APEC, que reúne a 21 economías que representan cerca del 60% del PBI mundial, es una de las citas económicas y diplomáticas más importantes del año, con la presencia de decenas de líderes políticos y más de 2,000 directivos empresariales. En su discurso, Trump no dudó en denunciar las “retorcidas fantasías de un dictador”, en referencia al líder norcoreano, Kim Jong-un.

Positivo

Pocos minutos después, en la misma sala, el presidente chino, Xi Jinping, aseguró en cambio que la globalización es “una tendencia histórica irreversible”.

“Tenemos que apoyar el sistema multilateral de comercio y practicar un regionalismo abierto, para permitir que los países en desarrollo se beneficien más del comercio y de las inversiones internacionales”, indicó. El mandatario defendió una globalización económica más abierta, inclusiva, equilibrada, justa y beneficiosa para todos.

Para Ian Bremmer, analista de la consultora Eurasia, Washington practica un “nacionalismo económico” que empuja a sus socios a los brazos de China. “Aunque a muchos países no les guste necesariamente el modelo chino, tienen que arreglarse con lo que hay”, indica.

Efecto Trump

La llegada de Trump a la Casa Blanca con su célebre eslogan ‘America First’ (‘Estados Unidos primero’) ha supuesto un pequeño terremoto económico tras décadas en que Estados Unidos defendió el libre comercio y los mercados abiertos.

Este “efecto Trump”, como lo califica uno de los diplomáticos de la cumbre de Da Nang, se siente en todo el planeta, empezando por su vecino más próximo, México, uno de los tres miembros latinoamericanos de la APEC junto a Chile y Perú. La posible retirada de Estados Unidos del TLCAN podría tener graves consecuencias para la economía norteamericana. Por ello, el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, llegó a Da Nang con una agenda muy cargada, en la que intentará diversificar su comercio para limitar su dependencia de Estados Unidos.

Sin encuentro

Los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y de Estados Unidos, Donald Trump, se dieron la mano e intercambiaron unas palabras en la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en Da Nang, en Vietnam.

El saludo se produjo anoche, cuando Trump se acercó a Putin, quien estaba de pie posando para ser fotografiado, y ambos se estrecharon las manos e intercambiaron algunas palabras. Según informaron fuentes oficiales de la Casa Blanca, estos gobernantes no mantendrán ningún encuentro formal.