Tipo de cambio:

Compra: 3.231

Venta: 3.236


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MIÉRCOLES 13

de diciembre de 2017

El compromiso con el censo

Los peruanos tenemos un compromiso con el Perú este domingo 22 de octubre, día en que se realizarán los Censos Nacionales 2017, cuyo fin es conocer la nueva realidad demográfica del país, en el plano laboral, de género, vivienda, la relación entre ciudad y campo, y –por primera vez– una pregunta sobre la autodefinición étnica de las poblaciones originarias, además de otros temas.

5/10/2017


Ese día los peruanos tenemos el deber cívico de cumplir las indicaciones formuladas por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) de permanecer en nuestras casas desde las 8 de la mañana hasta las 5 de la tarde, de recibir al empadronador y responder con veracidad las preguntas del censo.

Un llamado especial a los jóvenes escolares de quinto de secundaria y universitarios para que se inscriban como empadronadores, pues sin ellos será imposible llevar adelante esta empresa. En total se necesitan 580,000 voluntarios, pero a cerca de tres semanas del día señalado aún faltan 330,000 voluntarios, más de la mitad, así que el deber llama. Los interesados pueden ingresar a www.censos2017.pe/granconvocatoria/ para conocer los requisitos.

En total son tres censos en simultáneo, el XII Censo de Población, el VII de Vivienda y el III de Comunidades Indígenas a escala nacional, que después de diez años nos dirán cuánto somos y qué cambios demográficos, sociales y económicos ha experimentado el Perú en la década pasada, cuando se realizó el último estudio.

El censo abarca 96,000 centros poblados, 2,968 comunidades nativas y 6,239 comunidades campesinas. Los empadronadores tocarán 9 millones 869,000 viviendas en las áreas urbanas y rurales, distribuidas en 474,000 manzanas.

Pero ¿por qué son importantes los censos? Primero, porque permitirán conocer cuántos somos. Como bien lo ha señalado el jefe del INEI, Aníbal Sánchez, el Perú ha cambiado mucho en los últimos años, y si en el 2007 se contabilizaron 27 millones de habitantes, ahora se estima una población que sobrepasa los 31 millones.

En segundo lugar, el censo arrojará una serie de datos determinantes para las políticas públicas que pongan en marcha los diferentes niveles de gobierno (nacional, regional y local), pero también los diversos sectores del Ejecutivo.

Por ejemplo, en el campo de la salud se conocerá cuántas personas cuentan con seguro médico; en vivienda, el tipo de material de construcción, con lo cual se medirán la pobreza estructural y las necesidades básicas insatisfechas, entre otros aspectos.

Por primera vez en el campo del transporte se preguntará en qué distrito se estudia y se trabaja, a fin de medir el grado de movilidad urbana de la población.

Como vemos, se trata de una radiografía completa de nuestro país, a fin de conocer sus potencialidades, fortalezas y, por supuesto, también debilidades. Por eso, todos debemos participar con seriedad y vocación patriótica, porque con las cifras de ahora podremos construir un país mejor, democrático e inclusivo para el resto del siglo XXI.