Tipo de cambio:

Compra: 3.257

Venta: 3.262


Año del Buen Servicio al Ciudadano
DOMINGO 17

de diciembre de 2017

PATRIMONIO URBANO

El hogar del héroe

El Museo Naval Casa Grau ofrece conocer la intimidad del máximo héroe de la Marina de Guerra del Perú.

Cuenta la tradición oral que Miguel Grau Seminario conoció a su esposa, Dolores Cabero Núñez, en la iglesia de la Merced, en el jirón de la Unión. Cuando decidieron casarse, alquilaron una casa desde cuyo balcón se podía ver dicho edificio religioso.

4/12/2017


Ernesto Carlín

ecarlin@editoraperu.com.pe

Ese inmueble está abierto al público desde que, en la década de 1980, lo tomara en uso la Marina de Guerra y creara el Museo Naval Casa Grau en honor a su héroe más representativo. La teniente segundo e historiadora Genoly Lip Zegara explicó al Diario Oficial El Peruano que su institución trabaja para dar a los asistentes una visión del día a día familiar del Caballero de los Mares, aunque deben luchar por la falta de información disponible.

Otra faceta

Según se ha documentado, el almirante Grau alquiló la segunda planta del predio. El primer piso, de acuerdo a las indagaciones hechas por historiadores y por la Marina, fue usado para diferentes negocios. Ópticas, restaurantes, tiendas, ocuparon esa planta baja, mientras que la de arriba fue usada por distintas familias.

Los Grau Cabero fue una de estas familias. Ellos llegaron en 1864 y abandonaron el lugar en 1880, un año después del sacrificio del héroe en el combate de Angamos. De acuerdo a la explicación de la teniente Lip, no se tiene información de la disposición de la casa.

Sin embargo, se ha ambientado esta segunda planta acorde con los usos de la época. La oficial destaca que hay bastantes elementos originales como las maderas del piso, las escaleras y la teatina.

Se han traído varios elementos del tiempo de Grau para proporcionar al visitante una idea de cómo pudo haber vivido el héroe. Por ejemplo, se exhiben algunos muebles, vajilla y vestimenta. Incluso, algunas piezas de origen naval se presentan en el museo. Un ejemplo es un secreter de un barco del siglo XIX. Otro es una vajilla para oficiales del mismo siglo.

Grecka Costilla, guía del museo, comentó al Diario Oficial El Peruano que, a pesar de ser Grau uno de los héroes más conocidos del Perú, el público tiene mucha curiosidad sobre datos de su trayectoria. Por ejemplo, cómo fue posible que se enrolara a los nueve años en la Marina Mercante. “Viajó con un conocido del padre que lo tuvo bajo su protección”, nos explicó la guía.

La museografía de la segunda planta tiene por objetivo difundir este y otros detalles de la vida de Miguel Grau y de su familia. Vemos infografías que explican su árbol genealógico y los diversos viajes que emprendió antes de enrolarse en la Marina de Guerra.

Mientras, la planta de abajo se destina a exposiciones temporales. Actualmente, se aprecia allí una muestra dedicada a los afrodescendientes del monitor Huáscar. También se pueden apreciar piezas hechas en homenaje a Miguel Grau como un recuerdo de tela con hilos de oro y plata regalado por Piura a su familia, así como cuadros de pintores de prestigio.

7,000   personas  visitan el Museo Naval Casa Grau de Lima.

La familia de Miguel Grau residió en este inmueble hasta un año después de su sacrificio.