Tipo de cambio:

Compra: 3.235

Venta: 3.241


Año del Buen Servicio al Ciudadano
VIERNES 24

de noviembre de 2017

NOELITH PINEDO LOZANO

“El IGP me enseñó a servir”

Trabaja desde hace 43 años en el Instituto Geofísico del Perú apoyando al personal.

Perfil. Es jefa del Área de Recursos Humanos del Instituto Geofísico del Perú (IGP) que en estos días cumple 70 años de actividad científica, y de los cuales ella comparte 43. En estas cuatro décadas de servicio ha sido testigo del crecimiento profesional de los investigadores y de la evolución tecnológica en la institución.

5/7/2017


Susana Mendoza

smendoza@editoraperu.com.pe

Creció bajo el halo del cumplimiento del deber y la responsabilidad que las monjas de la congregación jesuita le enseñaron en la escuela pública La Sagrada Familia en Lamas, San Martín. Noelith Pinedo Lozano encontró en la administración de los recursos humanos la combinación perfecta entre esa formación religiosa y la vocación social que también despertaron durante su adolescencia.

A sus 62 años, asume una función importante en la entidad pública responsable de realizar estudios de fenómenos naturales que ocurren en nuestro país relacionados con la sismología, vulcanología y El Niño. Noelith vela por el cumplimiento de los derechos laborales y sociales de los 200 trabajadores y científicos que trabajan en la institución.

“Mi ocupación principal es apoyar al personal con contrato permanente, así como a los que trabajan bajo la modalidad de CAS. A cada uno le aseguro su salud, programas de actualización y capacitación, elaboro sus planillas. Cumplo con todos los beneficios sociales de quienes laboran en las sedes que tiene el IGP en Lima, Huancayo, Arequipa y Chiclayo”, comenta.

Apoyo emocional

Pero es gracias a un don natural que tiene, dice, que también escucha a la gente. Porque a su oficina llegan para contarle sus problemas. La buscan para decirle que el dinero no les alcanza, que tienen un hijo enfermo o un problema económico inesperado que necesitan atender. Pero también tocan su puerta los que no se portaron bien y deben ser sancionados.

“No me gusta dar malas noticias, prefiero escuchar, darles un tiempo y espacio para que se desahoguen porque a veces solo quieren hablar. A veces a los científicos les explico que no podemos subirles el sueldo que merecen pues desde el 2001 no nos aumentan el presupuesto”, explica.

Noelith tiene buen carácter, no se enoja con facilidad y siempre está con una sonrisa que ilumina su rostro, nos comenta un compañero de trabajo que, a este rosario de virtudes, agrega su envidiable puntualidad a pesar de vivir tan lejos, señala, pues el local del IGP en Lima queda en Mayorazgo, Ate, y ella vive en Comas.

Hija de la cumbia

Recuerda Lamas con cariño, su tierra, a la que le debe el gusto por la cumbia y los Ángeles Negros, a los que escuchaba por la radio, ya que la televisión aún no llegaba allá. Una emisora colombiana, la HCJB, solo emitía la popular música, mientras que radio Nacional, el show de esa agrupación chilena que arrebató los corazones de las chicas setenteras.

Ese recuerdo es una especie de colchoncito emocional, para enfrentar las batallas diarias, como la de resolver las solicitudes de compra que presentan los científicos que no son pocas ni fáciles. “A veces no entienden que hay normas que cumplir, solo quieren que se les atienda el pedido lo antes posible, no entienden los tiempos de la vida cotidiana.”

Compromiso

Salvo esa dificultad, reconoce que los investigadores del IGP son altamente calificados, y ha aumentado el número de profesionales en el staff del personal.

“En estos 43 años desarrollé mi vocación social, estar pendiente de cada trabajador para darle calidad de vida. Mi mayor aporte ha sido y será mi responsabilidad en el trabajo. Ser responsable es parte de mi realización. El IGP me enseñó a servir, a valorar el trabajo que hace nuestra área de recursos humanos por la ciencia en el Perú”. Noelith cumple su labor.

Hoja de vida

Amplia experiencia en la Administración de Recursos Humanos.

Tienen cursos de especialización en Servicio Civil y Dirección de Recursos Humanos con mención en Administración Pública.

También es especialista en regímenes laborales: decretos legislativos 276 y 728, administrativo CAS y en sistemas previsionales.

“Mi mayor aporte es dar lo mejor de mí para asegurar el bienestar de los científicos y trabajadores del IGP”.