Tipo de cambio:

Compra: 3.233

Venta: 3.236


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MIÉRCOLES 22

de noviembre de 2017

INVESTIGACIÓN ARQUEOLÓGICA

El muro del norte

Un proyecto busca poner en valor la muralla de Tungasuca. Según se especula, forma parte de la fortaleza de Collique. Se encuentra en el límite de Carabayllo y Comas.Hasta 1960 estuvo protegida por una reja. Se afirma que esta muralla llegó hasta la playa Oquendo.

4/11/2017


Ernesto Carlín

ecarlin@editoraperu.com.pe

La muralla de Tungasuca se encuentra en el límite de los distritos de Comas y Carabayllo. Según el registro aéreo fotográfico de la década de 1940, en algunos tramos medía entre cuatro y cinco metros. Sin embargo, en la actualidad, ha perdido altura y en algunas partes ha desaparecido.

El colectivo Yachay Investigación Histórica y Desarrollo Social (YIHDES), en su búsqueda por darle la contra a este proceso de deterioro, realiza un proyecto de puesta en valor de esta importante evidencia prehispánica. Hace poco, con autorización del Ministerio de Cultura, inició los trabajos de excavación, revelándose interesante información sobre esta construcción.

Presencia colli

Samuel Querevalú, arqueólogo del proyecto, contó al Diario Oficial El Peruano que en el tiempo en que se ha trabajado este lugar se hallaron diversos restos cerámicos y malacológicos, como conchas y otros productos marinos. Indicó que la información que están encontrando servirá para entender la forma de vida en este lugar antes del arribo de los españoles.

El profesional apuntó que YIHDES persigue difundir el patrimonio cultural, en especial el de Lima Norte. Este tipo de trabajo, comenta, sirve para crear identidad y orgullo entre los vecinos.

A Ventanilla

Por ejemplo, refiere que han consultado sobre esta muralla con antiguos moradores de la zona. Se han recogido testimonios sobre cómo se conservaba en épocas pasadas. Algunas hipótesis que se manejan es que esta muralla llegaba hasta la playa Oquendo, en Ventanilla, Callao; y por el norte, hasta Trapiche.

Querevalú manifestó que los restos hallados pertenecen a la cultura Colli. Estos fueron vencidos después por los incas, pero de estos últimos aún no han hallado evidencia. Refirió que los colli –de cuyo nombre se deriva Collique– tenían relación con los quevis –asentados en lo que hoy es Santa Rosa de Quives– y guerreaban contra los canta.

En esos tiempos –alrededor del 1000 y 1400 d. C.–, los diferentes reinos de la costa peleaban por recursos como el agua o las tierras cultivables. De acuerdo con leyendas recogidas en trabajos de etnohistoria, los colli provenían del norte, posiblemente de Lambayeque.

Problemática

La muralla se encuentra a tan solo un kilómetro del río Chillón y está, según especulan, relacionada con la fortaleza de Collique. No obstante su importancia, no ha sido estudiada a cabalidad, anota Querevalú.

Un dato que da el especialista es que por un tiempo estuvo enrejada para evitar su depredación. Esa labor preventiva fue obra del antiguo Instituto Nacional de Cultura. Sin embargo, el crecimiento urbano hizo que desapareciera dicha protección en la década de 1960.

La basura es uno de los problemas que afectan este sitio arqueológico. Así como sucede en otros predios prehispánicos dentro de zonas urbanas, este lugar también ha servido de cobijo para personas de mal vivir. Algunos drogadictos aprovechan la falta de control en el lugar para sus fines.

El trabajo realizado por YIDEHS ayuda a descubrir pasajes de la historia precolombina de esta parte de la ciudad de Lima. “Hemos encontrado que la muralla posiblemente tuvo un enlucido de color beige”, comentó Querevalú. Hay mucho por estudiar.

Comunidad en acción

El colectivo Yachay Investigación Histórica y Desarrollo Social (YIHDES) ha organizado para hoy el programa Un día en la muralla. Está dirigido a los vecinos de la zona y público en general, tanto niños, jóvenes como adultos.

Sandra Scotto, vocera de la institución, manifestó que esta jornada busca ser una oportunidad para que la muralla de Tungasuca pueda ser vista como “un lugar de encuentro donde la cultura se haga presente en todas sus formas”. Se han preparado talleres educativos, intervenciones artísticas y visitas guiadas. Todos los eventos son gratis y se desarrollarán desde las 10:00 hasta las 16:00 horas.

Cifra: 12 personas trabajan en las excavaciones arqueológicas en la muralla de Tungasuca.