Tipo de cambio:

Compra: 3.241

Venta: 3.243


Año del Buen Servicio al Ciudadano
LUNES 21

de agosto de 2017

El resurgir de las lenguas originarias

El 2017 marca el resurgimiento de las lenguas originarias como en ninguna otra oportunidad en el pasado, y eso hay que saludarlo porque son iniciativas que apuntan a integrar los pueblos originarios a la conciencia nacional, respetando su cosmovisión.

11/8/2017


En estos últimos meses hemos sido testigos de noticias en esa dirección. Primero, TV Perú, el canal de todos los peruanos, incluyó en su programación los primeros noticieros en lengua quechua y aimara, y prepara otro en shipibo-konibo.

Como bien lo dice su presidente, el periodista Hugo Coya, lo que se busca es darle a esta población la posibilidad de ejercer el derecho a estar informada en su lengua originaria.

La otra buena noticia es que en su visita al Perú, en el 2018, el papa Francisco incluirá la ciudad amazónica de Puerto Maldonado, una oportunidad histórica para poner en la agenda internacional temas cruciales para estas comunidades, como el respeto al medioambiente, y uno muy cercano a su realidad, la minería ilegal.

Por último, y no menos importante, en octubre se llevará a cabo el primer censo de autodefinición étnica, a cargo del Instituto Nacional de Estadística e Informática, lo que representa un hito para el país, ya que así podremos identificar las condiciones en las que vive nuestra población, segmentada por etnias y pueblos indígenas u originarios.

Todo este preámbulo viene a colación porque nada de lo dicho hasta ahora puede tener sostenibilidad en el tiempo si no forma parte de una política nacional, con estrategias y programas que atiendan la diversidad cultural en nuestro país, y eso solo lo puede hacer el Estado.

En el Día Internacional de los Pueblos Originarios, el gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski promulgó el decreto supremo que crea la Política Nacional de Lenguas Originarias, Tradición Oral e Interculturalidad.

¿Qué se busca con esta política? Garantizar los derechos lingüísticos de los hablantes de lengua indígena u originaria en el ámbito nacional mediante la incorporación de cambios y mejoras en el funcionamiento de la administración pública y en la prestación de servicios.

Desde los tiempos del general Juan Velasco, quien elevó el quechua a la categoría de lengua oficial e hizo obligatoria su enseñanza en las escuelas, es la primera vez que el Estado va al encuentro de estas comunidades para hablarles y escucharlas en su lengua, y en el marco de sus costumbres.

En buena hora que se dé este movimiento, que tendrá que plasmarse en acciones concretas de los otros poderes.

En justicia, por ejemplo, el Consejo Nacional de la Magistratura ya empezó a nombrar jueces que dominan el quechua y el aimara, y el Poder Judicial ha propuesto modificar el Código Procesal Constitucional para que los peruanos y peruanas que hablan lenguas nativas, aborígenes u originarias presenten sus demandas de amparo y habeas corpus en su idioma, lo cual es un avance interesante.