Tipo de cambio:

Compra: 3.266

Venta: 3.269


Año del diálogo y la reconciliación nacional
LUNES 25

de junio de 2018

VOTACIÓN ES PARA ELEGIR CANDIDATOS A PRESIDENCIA

Elecciones en Colombia se realizaron de forma pacífica

Hubo denuncias de irregularidades de parte de partidos de derecha e izquierda.

La jornada electoral de ayer en Colombia, la más tranquila de las últimas décadas, se vio ensombrecida por denuncias de irregularidades por parte de partidos de izquierda y de derecha en las consultas para escoger candidatos presidenciales que se hacen en paralelo a las elecciones para Senado y Cámara.

12/3/2018


Bogotá, Colombia

EFE

Las denuncias de falta de transparencia crecieron a lo largo de la mañana después de que numerosos votantes del partido uribista Centro Democrático y seguidores del izquierdista Gustavo Petro coincidieran en que en los colegios electorales no hubo suficientes papeletas para votar en las consultas interpartidistas.

La falta de papeletas para votar por la derecha ocurre en colegios electorales de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Manizales, Cúcuta, Montería, Ibagué, Popayán, Bucaramanga, Cartago y otras ciudades del país, lo que llevó al Gobierno a autorizar que se vote con fotocopias para las consultas presidenciales.

Quejas

El expresidente Álvaro Uribe y otros miembros de su partido, el Centro Democrático, denunciaron que en varios colegios electorales sus seguidores no pudieron emitir su voto en la consulta porque los jurados les dijeron que se habían acabado las papeletas para poder votar.

En la consulta de la coalición de la derecha participan el senador Iván Duque, del Centro Democrático, y los conservadores Marta Lucía Ramírez y Alejandro Ordóñez.

La de la izquierda tiene como candidatos a los exalcaldes Petro, de Bogotá, y a Carlos Caicedo, de Santa Marta.

Según Juan Carlos Galindo, titular de la Registraduría Nacional del Estado Civil, entidad que organiza las elecciones, para la cual están habilitados más de 36 millones de votantes, se imprimieron 30 millones de tarjetas de las consultas presidenciales, 15 millones para cada una.