Tipo de cambio:

Compra: 3.266

Venta: 3.269


Año del diálogo y la reconciliación nacional
DOMINGO 24

de junio de 2018

COMO PARTE DE LAS INVESTIGACIONES EN EL CASO ODEBRECHT

Fiscalía allana viviendas de Yoshiyama y de A. Bedoya

Luz Salgado rechaza diligencia y considera que buscan amedrentar a Fuerza Popular.

El Ministerio Público allanó las casas de Jaime Yoshiyama, ex secretario general de Fuerza Popular (FP), y de Augusto Bedoya, ex ministro de Transportes del gobierno de Alberto Fujimori, hecho que motivó el rechazo de la legisladora fujimorista Luz Salgado.

7/3/2018


La diligencia estuvo a cargo de la Fiscalía de Lavado de Activos, que encabeza José Pérez Gómez, en los distritos de La Molina y San Isidro, respectivamente.

El allanamiento se realizó como parte de las investigaciones a Keiko Fujimori y el partido Fuerza Popular por los supuestos aportes a las campañas presidenciales realizados por la constructora brasileña Odebrecht.

Declaración

Jorge Barata, exrepresentante de la citada compañía en el Perú, sostuvo ante la Fiscalía que entregó 1 millón 200,000 dólares a la campaña presidencial de Keiko Fujimori, en el 2011, mediante Yoshiyama –en ese entonces secretario general de FP– y Bedoya.

Yoshiyama negó haber recibido dinero de Odebrecht y remitió un oficio al Ministerio Público en el que comunicaba su decisión de someterse a todas las investigaciones.

Para Salgado, los allanamientos buscan amedrentar a FP y a su lideresa, Keiko Fujimori. En este contexto, expresó su rechazo a la intervención.

“Me extraña sobremanera y pienso que es una actitud mediática para amedrentar a Fuerza Popular y a Keiko Fujimori”, declaró a la prensa.

Salgado cuestionó que la Fiscalía allane solamente los locales de su partido político y no tome las mismas medidas contra otras agrupaciones cuestionadas por aportes de campaña. “Hay casos graves de funcionarios en ejercicio que no son tocados y partidos que no han rendido cuentas y tampoco son tocados”.

Citó, por ejemplo, el caso de la exalcaldesa de Lima Susana Villarán, quien ha sido acusada de haber recibido dinero de Odebrecht cuando era funcionaria.