Tipo de cambio:

Compra: 3.231

Venta: 3.236


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MIÉRCOLES 13

de diciembre de 2017

Grasa peligrosa

La que se ubica en el abdomen no solo constituye un problema estético.

Es común pensar en la acumulación de grasa abdominal como un tejido antiestético; sin embargo, simboliza un factor mucho más importante y riesgoso para la salud.

25/7/2017


Para la doctora Rosa Rivera, endocrinóloga de la clínica San Felipe, la grasa en la zona abdominal es capaz de liberar algunas sustancias relacionadas directamente con la aparición de enfermedades como diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial, cáncer, hígado graso, impotencia, infertilidad, envejecimiento prematuro, entre otras.

Considerando la transcendencia de prevenir futuros males, la endocrinóloga brinda algunos consejos útiles para evitar la obesidad abdominal:

-Desayunar correctamente. No hacerlo y tener un horario desordenado de alimentación promueven el almacenamiento de grasa.

-Evitar alimentos procesados, azúcares refinados y altos en grasas. La localización de la grasa es más importante que la cantidad total acumulada, por lo que la medida del perímetro abdominal se ha convertido en la actualidad en un parámetro más importante que el peso o el índice de masa corporal.

-Practicar ejercicio físico. La persona acumula mayor cantidad de grasa cuando es sedentaria. Mantenerse en constante movimiento ayudará a reducir la grasa.

-Evitar el estrés. Es importante mantenerse tranquilo, relajado y descansar bien para evitar futuras complicaciones.

-Llevar un control del perímetro de cintura. En las mujeres, el perímetro abdominal recomendado es hasta 88 centímetros, mientras que en varones hasta 102 centímetros.

-Realizar exámenes pertinentes. Estos ayudarán a prevenir alguna posible enfermedad.

En varones, el incremento de la grasa abdominal fomenta la disminución de la libido e impotencia, mientras que en las mujeres se ha visto un aumento en la cantidad de andrógenos, vinculado a la aparición de ovarios poliquísticos, lo que representará futuros problemas de ovulación e infertilidad.