Tipo de cambio:

Compra: 3.231

Venta: 3.236


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MIÉRCOLES 13

de diciembre de 2017

EL ARTE DE CONTAR CUENTOS

Historias del terruño

La narrativa oral permanece vigente. En el interior del país existen historias del imaginario popular que los cuenteros recopilan y divulgan, entre ellos la cusqueña Luz Maribel Sánchez.

6/8/2017


Luz María Crevoisier

Periodista

“Nací en el Cusco el 21 de enero de 1984. Pero, cuando tenía dos años, mi familia se fue a Calca y poquito después al distrito de Chinchero, donde viví hasta los quince años. Un excelente lugar para disfrutar el inicio de una vida”, así se presenta Luz Maribel Sánchez Cansaya.

La narradora da a conocer al Diario Oficial El Peruano, mediante el sencillo lenguaje típicamente cusqueño, su vida e inicios de su ingreso en el mundo mágico de los cuentacuentos.

“Siempre sentí atracción por la educación y el arte, pero no tenía idea de que existían prácticas como el teatro y la narración, pues mis padres, que son profesores rurales, prefirieron que me orientara hacia otras disciplinas. Elegí Turismo en la Universidad Nacional San Antonio Abad, pero trabajé poco en esa carrera”.

Vocación

Maribel se decidió por la narrativa oral el 2012 y ha estado recientemente en el 6º Encuentro Internacional de Narración Oral ‘Puro Cuento’ en el CAFAE-SE. La joven narradora se ganó al público con sus relatos de ficción, pero también con temas sensibles como el maltrato infantil, la intolerancia, la aculturación, entre otros.

“Algunas veces he recibido cuestionamientos por estos últimos, pues me dicen: ¿cómo es posible que cuentes historias con tales finales (sobre todo cuando hay muertes), pero las historias son como son y así cumplen su función”.

Sus padres no pudieron haber elegido un lugar más cercano al mito y la historia en el Cusco, pues ahora la familia reside en el barrio situado entre San Sebastián y el distrito de Santiago.

Seguramente contagiada por ese mítico ambiente, la narradora comparte las tradiciones del Ande protagonizadas por los zorros, ukumaris, huallatas, puku pukus, cuyes, ratones.

“Los personajes representan culturas y cómo se interrelacionan entre sí. Contienen mucha sabiduría y enseñanza, sin llegar a ser explícitas”.

“Cuento también leyendas, mitos, narraciones de la Amazonía, universales. Son cuentos de amor, terror, a veces extraídos de fuentes orales o sacados de mis lecturas”.

“Mi padre fue mi primer maestro. Cuando narra, él lo hace con una sorprendente intensidad”.

Mirando las tablas

Luz Sánchez ha buscado nuevas vertientes.

“El 2009 entré al grupo de teatro Puertabierta de Cusco y participé en narraciones orales grupales. Apoyé a grupos como Ignis Fatuus, Alma Andina, Q’ente. Pertenezco al grupo de mujeres histriónicas Hanaku, aparte de accionar independientemente”.

Con esos grupos, Maribel Sánchez, o simplemente Luz Sanz como se la conoce en el mundo cuenta cuentero, ha realizado giras por diversas regiones del país.

Hace poco estuvo en el Encuentro de Teatro Actual de Huancayo, con Puertabierta. En la Incontrastable se presentó con las obras ‘Pukupukuantawan k’ankamantawan’ y ‘María Marinacho’, basadas en cuentos populares andinos.