Tipo de cambio:

Compra: 3.257

Venta: 3.262


Año del Buen Servicio al Ciudadano
DOMINGO 17

de diciembre de 2017

EL OBJETIVO ES MEJORAR INDICADORES SOCIALES

Inversión en educación y salud es fundamental

El Banco Mundial presentó informe sobre el desarrollo económico.

Una mayor inversión en los sectores educación y salud permitirá al país mejorar sus indicadores sociales en óptimas condiciones, sostuvo el director del Banco Mundial (BM) para Perú, Bolivia, Chile, Ecuador y Venezuela, Alberto Rodríguez.

4/12/2017


“El Perú aún tiene un déficit en inversión social, por lo que es relevante asignar mayores recursos a estos dos sectores. Eso no solo es importante para esta nación sino también para todo América Latina”, manifestó durante la presentación del informe “¿Desarrollo económico inestable? Choques agregados en América Latina y el Caribe”.

El gasto social alcanzará los 71,742 millones de soles y representa el 45.6% del Presupuesto Público 2018 (que asciende a 157,159 millones de soles).

Al sector Educación se destinarán 27,430 millones de soles, por lo que tendrá una participación más importante (17.5 %), mientras que a Salud se asignarán 16,027 millones de soles (10.2%).

Optimismo

Asimismo, Rodríguez mostró su optimismo por el desempeño de la economía peruana, pues en los últimos meses se observa un incremento del consumo interno y un aumento en la confianza del consumidor, alentado por la clasificación de la selección peruana de fútbol al Mundial de Rusia 2018.

Además, explicó que tienen confianza en la economía por sus fundamentos macroeconómicos sólidos. Resaltó que la política fiscal expansiva es la adecuada, para afrontar temas como el impacto de El Niño Costero y del caso Lava Jato (Odebrecht).

“Un desafío de este Gobierno es dinamizar la inversión pública para impulsar el crecimiento del país. También esperamos una mayor inversión privada”, comentó.

Reconstrucción

Rodríguez resaltó que El Niño Costero generó la posibilidad de reconstruir el Perú con resiliencia, es decir, pensando en la prevención futura de desastres. “Hacer este trabajo toma su tiempo”.

Comentó que el riesgo de acelerar este proceso es que se pierda de vista el sentido de resiliencia para enfrentar posibles eventos adversos en el futuro.

En este sentido, resaltó el trabajo que viene realizando el Gobierno en el proceso de reconstrucción del país, tratando de resolver problemas básicos de las poblaciones afectadas por el clima.

“Pero hay que otorgar espacio y tiempo para que la reacción sea con resiliencia, sobre todo, en materia de infraestructura más compleja”, agregó el director del ente multilateral.