Tipo de cambio:

Compra: 3.231

Venta: 3.236


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MIÉRCOLES 13

de diciembre de 2017

SERÁ PROCESADO POR TENTATIVA DE FEMINICIDIO

Jueza dicta 9 meses de prisión preventiva para Camino

Se estableció que existiría peligro de fuga del agresor de la joven Micaela de Osma.

12/10/2017


Tal como lo solicitó el Ministerio Público, Martín Camino Forsyth, el empresario que golpeó y arrastró a su pareja, Micaela de Osma, por las calles de Miraflores, pasará nueve meses en prisión preventiva, mientras que sea procesado por el delito de feminicidio en grado de tentativa.

Así lo dictó la titular del Juzgado Penal de Turno Permanente de la Corte Superior de Justicia de Lima, Fernanda Ayasta Nassif. En su resolución, indica que durante la audiencia el representante del Ministerio Público acreditó que se cumplen con los tres presupuestos establecidos en el Código Procesal Penal para dictar dicha medida coercitiva, pues indicaría que el procesado rehuiría la acción de la justicia.

Peligro de fuga

Se estableció que existiría peligro de fuga de Camino Forsyth, ya que su defensa no acreditó el arraigo domiciliario.

“Se constató que el procesado presentaba hasta cuatro domicilios, tampoco pudo demostrar arraigo laboral, pues la empresa que refiere Camino Forsyth se encuentra dada de baja. Por último, no acreditó arraigo familiar, pues su menor hijo reside en la provincia de Ica, jurisdicción diferente a la del presente proceso”, se explica.

Luego de la decisión de la jueza Ayasta, el representante del Ministerio Público mostró su conformidad con lo resuelto. La titular de la Primera Fiscalía Provincial Penal de Miraflores, Janet Bernal Loayza, había pedido la prisión preventiva a fin de garantizar su presencia en el proceso penal.

Mientras que el abogado del procesado, Mario Arribas Chimpen, se reservó su derecho de impugnar dicha resolución. Cuestionó que la Fiscalía haya acusado a su patrocinado por intento de feminicidio, aduciendo que era desproporcionado. Señaló que Camino Forsyth debería ser juzgado por el delito de lesiones en contra de las mujeres.