Tipo de cambio:

Compra: 3.285

Venta: 3.288


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MIÉRCOLES 17

de julio de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

APROXIMACIONES

Julio C. Tello, padre de la Arqueología Peruana

Hoy se celebra el Día de la Arqueología, en recuerdo de aquel 11 de abril de 1880 en que nació, en Huarochirí, quien años después sería el padre de la Arqueología Peruana: el médico Julio César Tello Rojas, el sabio que dio a conocer gran parte del legado cultural precolombino, base de la identidad peruana.

11/4/2019


Ernesto Nava Carrión

Médico y periodista

Es importante recordar la definición de la palabra arqueología: ciencia que estudia lo que se refiere a las artes, a los monumentos y a los objetos de la antigüedad, especialmente mediante sus restos.

En los albores del Renacimiento, el mundo comenzó a interesarse en este tipo de estudios. Fue el alemán Johann Winkelmann el padre de la Arqueología moderna. Él nació el 9 de diciembre de 1717, motivo por el cual todos los 9 de diciembre se celebra el Día del Arqueólogo en el mundo, en homenaje a su gran obra.

El Perú es uno de los países más ricos en asentamientos arqueológicos, pero ellos están ignorados o poco valorados debido a las numerosas dificultades para su estudio. En nuestro país, el interés científico para desarrollar estudios arqueológicos se inicia en el siglo XIX. Entre los pioneros de esta nueva ciencia podemos mencionar a Squier, Stuvel, Reise, Bandelier, Brüning, Wiener, Tschudi, Markham, Middendorf, Rivero, Rivet, Bingham y Lothrop. Pero los pilares de la arqueología moderna son Max Uhle y Julio C. Tello.

A diferencia del reconocido Max Uhle, Tello tuvo el privilegio de ser peruano, médico, arqueólogo, antropólogo y humanista, lo que le permitió tener una visión más amplia del proceso étnico y cultural del Perú, relacionando los hallazgos arqueológicos con nuestra cultura aborigen contemporánea. Fue Tello quien planteó la existencia de una continuidad cultural andina presente-pasado, la cual se manifiesta en una relación sólida entre el medio telúrico y el desarrollo cultural de nuestro pueblo.

La obra arqueológica de Tello es grandiosa: realizó decenas de expediciones y reconoció numerosos sitios arqueológicos en todo el Perú. Uno de sus mayores aportes es el descubrimiento de la cultura Paracas. Sus hallazgos fueron difundidos a través de la fundación de museos e importantes publicaciones científicas, tanto nacionales como internacionales.

Tello falleció el 3 de junio de 1947, en los ámbitos del hospital Arzobispo Loayza, como consecuencia de cáncer de los ganglios. El sabio de Huarochirí debe ser considerado uno de los grandes personajes de la República por su amplia producción intelectual. Por ese motivo, recordamos un pensamiento de Goethe: “No existe arte o ciencia nacional; el arte y la ciencia, como todos los sublimes bienes del espíritu, pertenecen al mundo entero”. Tello encaja a la perfección en este profundo pensamiento: su actividad científica, académica e intelectual muestra evidencias suficientes para que se le considere un personaje universal.