Tipo de cambio:

Compra: 3.231

Venta: 3.236


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MIÉRCOLES 13

de diciembre de 2017

La agenda del consenso

La primera reunión entre el presidente del Congreso, Luis Galarreta, y el jefe del Gabinete Ministerial, Fernando Zavala, el lunes pasado, en la sede del Parlamento nacional, es sumamente positiva para el país porque sienta las bases de una relación menos conflictiva y más propositiva entre ambos poderes del Estado, después de un primer año marcado por una censura ministerial, interpelaciones a ministros y hasta la sombra de la disolución.

2/8/2017


En el encuentro no solo se acordó trabajar de manera conjunta la agenda legislativa, empezando por los cinco proyectos de ley presentados por el presidente Pedro Pablo Kuczynski en su mensaje de Fiestas Patrias, sino también establecer un mecanismo de diálogo permanente para buscar consensos y superar diferencias.

En palabras del titular de la PCM, la cita fue productiva y anticipa que este segundo año de gobierno será mucho mejor que el primero, en lo que se refiere a las relaciones con el Congreso, de mayoría opositora.

En cambio, el titular del Legislativo valoró que se haya establecido una fórmula de trabajo, con una coordinación permanente, como corresponde a dos poderes del Estado.

Galarreta calificó la reunión de “importante y fructífera”, y señaló que sirvió para intercambiar “diferentes puntos de vista”, escuchar las prioridades del Ejecutivo y las preocupaciones de los parlamentarios.

Hay que saludar la nueva disposición al diálogo y la colaboración entre el Gobierno y el Congreso, que ahora ingresa en una nueva etapa con el establecimiento de una agenda legislativa.

Zavala ha recalcado que los temas prioritarios para el Gobierno son reactivación económica, formalización, cambios en el sistema de justicia y promoción social, algunos de ellos recogidos en los proyectos presentados, por lo cual pidió que sean vistos con celeridad por el Legislativo.

Respecto al proyecto para modificar la elección del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), el jefe del Gabinete tuvo más bien un mensaje conciliador y abierto a escuchar otras propuestas. Ha dicho que el actual sistema de elección no es el mejor, que hay que cambiarlo, y que la intención de Palacio de Gobierno es poner el tema en debate, más aún cuando se trata de una reforma constitucional.

Recién empezamos el segundo año de gestión, hay mucho pan por rebanar en las relaciones entre estos dos poderes, pero no podemos negar que estamos en una nueva etapa y con otro temperamento. Esperemos que se prolongue lo más que se pueda y, sobre todo, que sea bien aprovechada para sacar las leyes y medidas que el país necesita.

Oposición no significa obstrucción, ni colaboración es renunciar al rol fiscalizador y de control político.

Es la primera vez en cerca de 70 años de historia que tenemos un Congreso en el que la oposición cuenta con la mayoría, y debemos aprender a establecer los equilibrios y puntos de encuentro que garanticen gobernabilidad, respetando la independencia de los poderes.