Tipo de cambio:

Compra: 3.335

Venta: 3.340


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MIÉRCOLES 19

de junio de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

La integración se renueva

Los presidentes de los países andinos celebraron los 50 años de la Comunidad Andina (CAN) con una renovación de la voluntad para continuar por el camino de la integración de nuestros pueblos, en una ceremonia que se celebró el domingo pasado en Lima.

29/5/2019


Con la presencia de los presidentes de Colombia, Iván Duque; de Bolivia, Evo Morales; de Ecuador, Lenín Moreno, y el mandatario peruano, Martín Vizcarra, se destacaron las metas alcanzadas en estas décadas y se establecieron los retos que deberá encarar la organización con el liderazgo del secretario general, Jorge Pedraza.

La entidad nació para formar un mercado en el que pudieran circular productos y servicios con toda libertad. Con mucho esfuerzo, la integración se extendió al tema de la infraestructura, la energía y el apoyo a las pequeñas y medianas empresas, no sin antes superar difíciles escollos, como la salida de Chile y Venezuela del organismo.

El bloque representa un mercado de 110 millones de habitantes andinos que tienen hoy un ingreso nominal de 6,500 dólares. Esto significa que desde 1969 se han multiplicado 17 veces sus ingresos. Como organismo pionero de la integración en las Américas, la CAN abrió el camino para que el Mercosur, la Alianza del Pacífico y otras organizaciones comerciales aprendieran de sus aciertos y desaciertos.

Desde su aparición, la Comunidad Andina enfocó su trabajo en el respaldo a los pequeños y medianos empresarios del sector manufacturero, con el fin de exportar productos con valor agregado. Las importaciones intracomunitarias crecieron en dos dígitos en la mayoría de países andinos hasta llegar a 8,902 millones de dólares en el último año.

Después de superar un período turbulento debido a impasses políticos, la XIX reunión del Consejo Presidencial Andino sirvió de plataforma para reactivar el bloque, después de aplicar una reingeniería institucional, con el fin de que la principal beneficiaria sea la población andina.

“Nuestra comunidad se ha adaptado a estos cambios del sistema internacional y regional, exhibiendo la madurez necesaria para continuar con su objetivo principal, que no es otro que mejorar el nivel de vida de nuestros pueblos”, expresó el presidente Vizcarra.

Los tiempos también han cambiado y hoy la CAN tiene retos para atender una nueva agenda. Nuestros pueblos son los más afectados por el cambio climático, debido a la diversidad geográfica.

Otro de los retos se refiere al problema del ejercicio de la soberanía en las áreas fronterizas. El crimen organizado y los mineros ilegales explotan las riquezas naturales en esas regiones, en las que es difícil el acceso de las fuerzas policiales. Por eso, los países andinos acordaron ejecutar planes estratégicos conjuntos para combatir estas amenazas.

La CAN se moderniza y recobra el protagonismo global al abrirse al mundo en momentos en que vientos proteccionistas soplan en el mundo. En este contexto, hoy, al cumplir 50 años, el bloque andino reafirma su voluntad de vivir en comunidad para ponerse al servicio de sus pueblos.