Tipo de cambio:

Compra: 3.231

Venta: 3.236


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MIÉRCOLES 13

de diciembre de 2017

CUESTIÓN DE DERECHO

La oportunidad de cambio

El caso Odebrecht ha puesto en evidencia la vulnerabilidad de nuestra política y, en particular, de quienes aspirando al poder y careciendo de una poderosa economía no se niegan a recibir ‘donaciones’. El tema viene desde hace tiempo si recordamos algunos ‘vladivideos’, pero nuestra democracia no ha considerado hasta ahora ponerle algún freno.

10/10/2017


Pedro Angulo Arana

Decano del Colegio de Abogados de Lima

No obstante los ‘enganches’ o ‘compromisos’, no se espera a que los políticos lleguen al poder, sino que se va fraguando desde que aparecen los candidatos.

Detrás de los telones esperan su turno agentes del narcotráfico, que provienen de la minería ilegal, de la corrupción pública y, en general, del lavado de activos.

Podría, además, agregarse la existencia de focos sospechosos, tal como ciertas ‘universidades’ y hasta ‘grupos de universidades’, que nada tienen de universidades serias y que dedican dinero a buscar influencias.

Los hechos referidos, si acaso se consideraran nefastos y los ciudadanos no los quisiéramos ver repetidos, deberían constituirse en fundamentos suficientes como para motivar cambios. Un avance debería ser la radical prohibición de las donaciones anónimas, otro la bancarización de los aportes económicos y, sobre todo, impedir que empresas extranjeras financien las campañas de los postulantes a cargos públicos. Quienes con preocupación y vergüenza apreciamos los hechos acontecidos en nuestro país, y que están motivando varias investigaciones que ya comprenden inclusive a expresidentes de la República, consideramos que la reforma electoral es fundamental.

Por ende, en nuestra modesta opinión, resulta urgente, prioritario y sumamente serio proyectar, de una vez por todas, el modo de transparentar, registrar y controlar el dinero que se dona a los partidos políticos en épocas de campaña. La reforma electoral, en manos de congresistas patriotas, comprometidos con nuestro país y valientes, podrá revertir los males que no se han querido enfrentar hasta ahora y que nos impiden dirigirnos hacia el verdadero desarrollo.