Tipo de cambio:

Compra: 3.271

Venta: 3.274


Año del diálogo y la reconciliación nacional
MIÉRCOLES 23

de mayo de 2018

SE INAUGURARON LOS JUEGOS DE INVIERNO DE PYEONGCHANG 2018

Las Coreas se unen para lanzar un mensaje de paz

La hermana de Kim Jong-un llegó como parte de la delegación de Pionyang.

10/2/2018


Seúl, Corea del Sur

AFP

Corea del Sur y su vecino del norte se aliaron para lanzar un mensaje esperanzador en la ceremonia de inauguración de los Juegos de Invierno de Pyeongchang-2018 con las dos delegaciones desfilando juntas, poco después de que sus dirigentes se saludaran en la tribuna.

Los cerca de 150 deportistas de ambos países, 22 de ellos de Corea del Norte, dieron la vuelta al estadio detrás de una bandera unificadora con el mapa de la península en azul sobre fondo blanco.

Durante toda la ceremonia hubo constantes guiños a la paz, como el tema “Imagine”, de John Lennon, una oda a la convivencia, interpretada por cuatro conocidos cantantes surcoreanos.

“Declaro inaugurados los Juegos Olímpicos de Pyeongchang”, señaló Moon Jae-in, el presidente surcoreano, desde la tribuna.

Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), aplaudió los gestos de las dos Coreas en la ceremonia y durante los juegos, ya que un equipo unificado femenino de hockey sobre hielo participará en Pyeongchang, y dos de cuyos componentes participaron en el encendido del pebetero olímpico.

“Ustedes nos inspiran a todos nosotros a vivir juntos en paz y armonía pese a todas nuestras diferencias. Ustedes nos inspirarán compitiendo por el más alto honor en el espíritu olímpico de la excelencia, respeto y fair play”, señaló el alemán.

Encuentro

La hermana del líder norcoreano Kim Jon-un se unió a los atletas y dirigentes del planeta en los Juegos Olímpicos de invierno de Pyeongchang, durante la primera visita de un representante de la dinastía que gobierna Corea del Norte al gran rival del sur desde el final de la guerra.

Kim Yo-jong viajó acompañando al jefe de Estado honorífico de Corea del Norte, Kim Yong-nam, quien encabeza oficialmente la delegación diplomática de su país en los llamados Juegos de la Paz.

Al subir al palco en el estadio de Pyeongchang, el presidente surcoreano, Moon Jae-in, se acercó al lugar donde estaba la delegación norcoreana y estrechó la mano de Kim Yo-jong.

Los presidentes surcoreano y norcoreano se habían saludado previamente en una recepción para los dirigentes presentes en Pyeongchang. Los representantes de los dos Estados rivales, visiblemente distendidos, intercambiaron sonrisas mientras se estrechaban la mano.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, abandonó el evento para evitar el encuentro con los norcoreanos.