Tipo de cambio:

Compra: 3.242

Venta: 3.246


Año del Buen Servicio al Ciudadano
DOMINGO 19

de noviembre de 2017

CUESTIÓN DE DERECHO

Lavado de activos

Una reciente casación que fija doctrina jurisprudencial, emitida por una sala suprema penal, está generando un debate sobre dos criterios que se manejan en la Corte Suprema respecto al lavado de activos.

12/9/2017


Pedro Angulo Arana

Decano del Colegio de Abogados de Lima

Un primer tema a dilucidar sería el de las condiciones para que una sala suprema establezca una doctrina jurisprudencial o precedente vinculante.

Esto sería relevante si la sala que en aquella casación estableció doctrina jurisprudencial conocía que los jueces supremos de otra sala tienen un criterio distinto.

Por otro lado, las debilidades o lo discutible del precedente de aquella casación motivaron que un juez lo desacatara y que tomara distancia de ese criterio jurisprudencial,lo que tampoco deja bien a quienes lo establecieron.

Además, se ha reavivado una discusión en relación con la situación del país por los compromisos asumidos para combatir el lavado de dinero ante una autoridad internacional.

No menos relevante es el juicio de que en nuestro país hierven muchos ilícitos penales que producen dinero que luego requiere blanqueamiento.

Podría decirse que tales delitos, que no se están frenando, están convirtiendo a nuestro país en una sociedad tolerante o promotora de cierta delincuencia.

Asimismo, quienes se enriquecen por esas actividades delictivas logran lavar el dinero y lo emplean para alcanzar mayor influencia económica y sociopolítica.

Por lo demás, tal espectáculo se desarrolla ante empresarios que tratando de cumplir las leyes encuentran múltiples dificultades, mientras que para otros, incumplirlas se presenta bastante favorable.

Además, luego del fracaso de la persecución ante el sistema de justicia, el dinero aparecería legitimado y listo para ingresar al tráfico económico legal.

Y obvio que la pregunta será: ¿debe hacerse algo, como interpretar la ley, ajustarla o modificarla o dejar que las cosas sigan marchando como están?

Probablemente nos serviría esforzarnos por considerar la situación y condiciones del país, dentro de diez años, en cualquiera de los casos. El debate, en todo caso, tenemos que realizarlo.