Tipo de cambio:

Compra: 3.232

Venta: 3.238


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MARTES 12

de diciembre de 2017

SERVIDORES PÚBLICOS DESTACABLES. LORETTA MONZÓN VALENCIA     

“Los derechos de la ciudadanía deben respetarse”

Jueza asegura que su despacho trabaja para que las instituciones públicas cumplan con su función de servicio.

15/11/2017


Susana Mendoza

smendoza@editoraperu.com.pe

Perfil. Es jueza del 5to. Juzgado Contencioso Administrativo. Obtuvo el primer lugar en el Concurso Nacional Buenas Prácticas en la Magistratura, en la categoría Excelencia en la Gestión, por su propuesta Calificación Ultra, un sistema de evaluación de demandas que establece qué casos se admiten y cuáles son improcedentes.

Tiene nombre de actriz italiana, se lo debe a su progenitor quien creyó que era una manera original de destacarla. Y lo consiguió. Loretta Monzón Valencia es una jueza que se entrega a las causas justas y lo hace defendiendo a la ciudadanía de los abusos que aún existen en las entidades públicas.

Abogada de profesión, Loretta es jueza del Quinto Juzgado Contencioso Administrativo y es responsable de resolver las controversias que se suscitan entre las instituciones del Estado y los ciudadanos. Estas pueden ser infracciones de tránsito, pesqueras, pagos o asuntos referidos a autorizaciones para abrir un negocio, entre otros.   

“Este juzgado inició sus labores a partir del 2002. Se creó porque el Estado empieza a cambiar de paradigma. Antes los funcionarios públicos hacían lo que querían. Hoy todo gira alrededor de los derechos de los ciudadanos y el Estado ya se deja controlar por el Poder Judicial. Nosotros no somos un juzgado penal, ni civil, ni de familia, giramos alrededor de las entidades públicas”, explica.

Una nueva visión

Loretta recuerda que en el colegio fue una alumna promedio, un poco tímida. No sabía que la carrera de derecho le daría una misión en la vida: hacer lo máximo posible para no permitir el abuso del poder.

Desde el Quinto Juzgado Contencioso Administrativo, y con unos 2,000 expedientes que atender de lunes a viernes, de 8:45 a 18:00 horas, ella y su equipo aportan al país, dice, reduciendo tanto desequilibrio que existe entre los poderes públicos y la ciudadanía.

Por eso es que creó un sistema de calificación de demanda cuyo objetivo es saber cuál admite su despacho o cual considera improcedente. Gracias a una tabla que ha diseñado en Excel puede saber si el documento que presenta la persona cumple con los 13 requisitos impuestos.

“Hemos simplificado la forma de calificar la demanda, y eso es importante pues si se califica rápido, el proceso se inicia también rápido. Ahora empezamos a la semana, antes nos demorábamos entre dos y tres meses”, cuenta la magistrada.

Generación de cambios

Su cable a tierra es la convicción que tiene: las entidades públicas están obligadas a cumplir su función de servicio. No es negociable. Y se enoja cuando recuerda que una de las entidades con más demandas en los 17 juzgados contenciosos administrativos que funcionan en el país es la Oficina de Normalización Previsional (ONP).

No es justo que “los viejitos” no reciban su pensión o se demoren en obtenerla. Tiene que primar la razón y el derecho juntos. La ciudadanía tiene derechos que deben ser respetados por las autoridades públicas, afirma.

“A pesar de nuestras limitaciones, damos lo mejor cada día para que esta situación cambie y los servidores públicos cumplan. Lucho contra el abuso del poder, de manera anónima, y eso me reconforta. Vale la pena el sacrificio.” Loretta tiene palabra.

Hoja de vida

Es abogada formada en la Universidad San Martín de Porres (USMP- 1996/2001).

Tiene la Maestría en Regulación de Servicios Públicos (USMP - 2004/2005).