Tipo de cambio:

Compra: 3.244

Venta: 3.248


Año del Buen Servicio al Ciudadano
SÁBADO 23

de setiembre de 2017

INCENTIVO PARA PRODUCTORES

Marca colectiva: ¡uno para todos!

Los productores de las zonas declaradas en emergencia a causa del fenómeno de El Niño Costero se benefician con exoneración de tasas para registrar las marcas colectivas, herramienta para que dinamicen las ventas de sus productos.

7/9/2017


José Vadillo Vila

jvadillo@editoraperu.com.pe

El tallarín de casa abanquino es de otro lote. Bastaron dos oleadas de migración italiana, entre fines de 1800 e inicios de 1900, para que este producto se vuelva parte de la dieta y rico potaje abanquino. Y del más pobre al más pudiente saben pagar por un plato de tallarines artesanales, hechos en casa, que –a diferencia de los industriales que comemos en Lima– son de pasta de harina de trigo de molienda y huevo de gallina casera.

Doña Mica es una marca colectiva (MC) de la Asociación de Productores Agroindustriales Abanquino, en ella trabajan 65 personas repartidas en 10 núcleos productores. Todos producen manteniendo el mismo sabor del tallarín abanquino, que se disfruta mejor con el estofado de gallina y el hapchi.

Maruja Casas, presidente de la asociación, recuerda que en el 2012 ganaron el primer lugar del concurso nacional organizado por el Indecopi, Agrorural y Onudi y registraron su marca colectiva.

Estandarizar el producto

“Con la marca colectiva nos hemos formalizado y a las 10 plantas de núcleos hemos estandarizado nuestros procesos”, explica. El 80% de la producción de Doña Mica se vende en la región Apurímac y el resto en el Cusco, que reconoce la calidad del producto sin aditivos y con la cantidad de huevos reglamentarios.

Solo llegan a Lima para algunos eventos como la feria gastronómica Mistura. “Somos microempresarios y trabajamos a contraentrega. No nos conviene trabajar con los supermercados porque manejan larguísimos tiempos de pago, quieren grandes márgenes de ganancia, los trámites son engorrosos y para nosotros la entrega en Lima es costosa”.

La señora Casas promueve entre las asociaciones del país optar por una MC. “Es una forma de asociatividad que nos permite cumplir con grandes volúmenes de pedido”.

El Niño Costero

El Indecopi cuenta con un decreto supremo, que permite a los productores de las zonas afectadas por El Niño Costero la exoneración del pago del registro de MC y la reducción de los plazos de tramitación de los registros.

La normativa beneficia a las comunidades campesinas e indígenas, cooperativas agrarias, asociaciones, que deseen beneficiarse con una marca colectiva. Se ahorrarán 2,000 soles porque, además de las tasas, se contrata a un especialista que los ayude a elaborar un reglamento. El Indecopi asesora gratis el proceso.

Hablamos de las regiones de Tumbes, Piura, Lambayeque, La Libertad, Cajamarca y Áncash; además de cinco distritos de Lima y tres del Callao, más zonas de la región Lima Provincias.

En el curso del año se han registrado 32 MC o marcas paraguas. La Dirección de Signos Distintivos del Indecopi calcula que desde la vigencia del decreto supremo se registrarán 30 más.

¿A quiénes beneficiará esta herramienta de la propiedad intelectual? Ray Meloni, director de esta dependencia, dice que se conversa con productores de banano, mango, espárrago, maracuyá, piña, palta, arándanos, ajíes, algunas artesanías y prendas elaboradas con algodón nativo.

Beneficios y utilidades

“Las MC reducen costos. Primero, se reparten y licúan entre todos los costos que tendría la promoción y el posicionamiento de una marca individual en el mercado. Hay un ahorro en costos y una maximización de beneficios y utilidades”, afirma.

Meloni recuerda que los pequeños productores o microparceleros no alcanzan mercados interesantes y, por ende, son presas de los acopiadores o los intermediarios.

“Lo que se quiere es que las marcas colectivas alcancen grandes niveles de producción y comercialización para negociar en bloque, que es más rentable que el trabajo individual”, explica.

Otra experiencia

Una de las zonas favorecidas será Chiclayo. Alejandro Sánchez, expresidente de la Asociación Conservacionista Agropecuaria de Marayhuaca, cuenta la experiencia de Incahuasi, la marca colectiva de hongos secos comestibles, que representa a 12 organizaciones y 500 familias del distrito de Incahuasi y está vigente desde el 2014.

“La marca nos ha servido para promocionar nuestro producto. Participamos de ferias nacionales y regionales. No hemos llegado al extranjero porque necesitamos un gran volumen y, la verdad, ha escaseado el producto”, sostiene Sánchez.

Hoy, la MC se ha dinamizado con el Fondo Nacional de Capacitación Laboral y Promoción del Empleo, y beneficia a 19 organizaciones productoras de los hongos deshidratados.

“A los productores les recomiendo hacer marcas colectivas de productos que tengan en sus distritos. Así tendrán fuerza para salir a otros mercados”, manifiesta.

Características de las MC

- La MC permite tener un mayor volumen del producto e ingresar en mercados mucho más importantes.

- Establece un reglamento de uso para otorgar siempre al consumidor la misma calidad.

- Promueven la asociación, facilitan la comercialización y estandarizan la calidad de los productos.

- Se renuevan cada 10 años.

- Contarán con un QR, donde se podrá leer desde cualquier smartphone la historia detrás de cada producto.

- Examen de forma y publicación en la Gaceta Electrónica.

* (Hay 30 días para que presenten oposiciones al proceso)

- Resolución emitida por el Indecopi.

- Presentación de la solicitud.

- Examen de fondo.

Cifra

2,000 soles se ahorrarán en registrar las MC colectivos de zonas afectadas por El Niño.