Tipo de cambio:

Compra: 3.286

Venta: 3.289


Año del diálogo y la reconciliación nacional
DOMINGO 20

de mayo de 2018

ENFOQUES

Más estadísticas, menos víctimas

9/5/2018


Kristian Hölge

Representante de la Oficina de las Naciones Unidascontra la Droga y el Delito para Perú y Ecuador

Lima está a punto de dar la bienvenida a otro encuentro de talla mundial. Se trata de la 4ª Conferencia Internacional sobre Estadística de Gobernanza, Seguridad y Justicia, auspiciada por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). Su relevancia no podría haber sido mayor; viene poco después de la Cumbre de las Américas, cuyo tema central fue Gobernabilidad Democrática frente a la Corrupción.


A raíz del caso Odebrecht, su daño social y secuelas políticas, la corrupción se ha convertido en una preocupación apremiante para la sociedad con toda razón: “La corrupción es la que no deja desarrollar al Perú”, afirma el presidente Martín Vizcarra. La corrupción arrastra una cola de males, como la inseguridad y la injusticia, y es precisamente en el campo minado entre las tres que la Conferencia cobra su mayor relevancia.

La estadística, entendida como la ciencia para recopilar, analizar y sacar conclusiones de datos –junto con la educación– es, en efecto, la primera línea de defensa contra el delito. Aunque se dice que las estadísticas reducen a las víctimas a unidades numéricas, son precisamente estos números que muchas veces les devuelven la dignidad, dándoles visibilidad y voz. Porque lo que no se cuenta, no se ve y no se escucha.

Las Encuestas de Victimización –que miden la magnitud, la naturaleza y el impacto de la delincuencia– son un ejemplo. No solo establecen la prevalencia (¿cuántas personas fueron víctimas de un delito?) y la incidencia (¿cuántas veces le sucedió el mismo delito a la misma persona?) sino también suministran importantes detalles sobre las víctimas (edad, sexo, raza, origen étnico, estado civil, ingresos y nivel educativo), los agresores (sexo, raza, edad y relación con la víctima) y los delitos (momento y lugar de ocurrencia, uso de armas, naturaleza de la lesión, y las consecuencias económicas).

¿Dónde hubiéramos estado sin este tipo de estudios en la lucha contra la discriminación de mujeres y niñas y la violencia de género? ¿Quién hubiera pensado que la realidad fuera tan alarmante? El análisis estadístico nos da la evidencia que necesitamos para confrontar el crimen con confianza.

Volviendo al tema de la corrupción, la Conferencia es, igualmente, una oportunidad para dar los primeros pasos de seguimiento a los compromisos de la Cumbre, empezando con la elaboración de las estadísticas e indicadores que permitirán evaluar el impacto de las políticas de transparencia y de lucha contra la corrupción. Justamente pensando en la región y basándose en las mejores prácticas del mundo, el Sistema de las Naciones Unidas presentará durante la Conferencia una herramienta de medición de los indicadores sobre soborno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Un aporte al bienvenido Pacto Social contra la Corrupción en el Perú.