Tipo de cambio:

Compra: 3.231

Venta: 3.236


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MIÉRCOLES 13

de diciembre de 2017

Megaproyectos y crecimiento

Para recobrar el próximo año el ritmo de crecimiento económico a tasas superiores al 5% anual, resulta necesario impulsar los megaproyectos mineros que el país tiene en cartera, y aprovechar el buen precio de los metales en el mercado internacional y el hecho de que el Perú continúa siendo uno de los destinos favoritos de las inversiones mineras en la región.

28/9/2017





Esta fue una de las conclusiones que nos dejó la mesa redonda Mirada Económica del Diario Oficial El Peruano y la Agencia de Noticias Andina, que tuvo como invitados al presidente de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep), Roque Benavides; al gerente central de Estudios Económicos del Banco Central de Reserva (BCR), Adrián Armas; al exviceministro de Minas Rómulo Mucho, y al director ejecutivo del Consorcio de Investigación Económica y Social (CIES), Javier Portocarrero.

Existen cuatro megaproyectos clave que empezarán a definirse a partir de noviembre: minas Justa, que significa una inversión de 744 millones de dólares, Quellaveco (5,000 millones de dólares), Michiquillay (1,000 millones) y Magistral (300 millones).

De la conversación de estos cuatro especialistas se concluye que la postergación de megaproyectos incidió en la caída en el ritmo de crecimiento económico de los últimos años, al recordar que Conga, en Cajamarca –por ejemplo–, se paralizó con 1,500 millones de dólares invertidos, debido a conflictos sociales.

En estos momentos no debería haber dudas de la importancia de la minería para el país, y que estos recursos tienen que aprovecharse para impulsar el desarrollo, con un manejo responsable del medioambiente, un nivel eficiente de las inversiones públicas y con la mirada puesta en pasar de ser un país primario exportador a uno generador de productos con valor agregado. Como lo advierte el exviceministro Rómulo Mucho, podemos hablar de diversificación productiva e industrialización en el mediano y largo plazo, pero tenemos un país con recursos a la mano, representado por la minería, que debemos aprovecharlos.

Y es que la minería dinamiza, como lo dice Adrián Armas, del BCR, la actividad económica y el empleo cuando hay un proyecto porque aumenta la demanda de materiales de construcción y el rubro de metalmecánica; además, amplía el producto bruto interno (PBI).

La historia demuestra que aquellos países que saben aprovechar sus recursos y las oportunidades que tienen son los que registran las más altas tasas de crecimiento económico y los mayores niveles de ingreso per capita.

En ese contexto, resulta relevante la afirmación del ingeniero Roque Benavides, titular de la Confiep, quien advierte que en estos momentos existe optimismo en el sector privado porque la población empieza a entender que la minería propicia el desarrollo del país. Creemos que es un buen momento para continuar creando conciencia sobre la importancia de la minería en el desarrollo del Perú, sin excluir una convivencia armoniosa con el medioambiente.

La historia demuestra que aquellos países que saben aprovechar sus recursos y las oportunidades que tienen son los que registran las más altas tasas de crecimiento económico.