Tipo de cambio:

Compra: 3.233

Venta: 3.238


Año del Buen Servicio al Ciudadano
LUNES 11

de diciembre de 2017

SERVIDORES PÚBLICOS DESTACABLES. CARLOS ERICK ZEGARRA

“Mi interés supremo son los deportistas”

Sostiene que municipalidades deben desarrollar programas de deportes para personas con discapacidad.

11/10/2017


Susana Mendozas

mendoza@editoraperu.com.pe

Perfil. Fue deportista olímpico en judo, actualmente es servidor público del Instituto Peruano del Deporte (IPD). Hace un año ocupa la dirección nacional de Deportes Afiliados, desde donde subvenciona el alto rendimiento en las federaciones. Además, en estos momentos está concentrado en los Juegos Panamericanos 2019, que se realizarán en Lima.

A los 14 años medía 1.88 metros. Ser alto fue para Carlos Zegarra un estigma que pudo conjurar, felizmente, con un instinto de sobrevivencia que le permitió encontrar en el judo una tabla de salvación que lo apartó del lado oscuro de la fuerza a causa de las burlas de sus amigos. Así, en su adolescencia abrazó ese deporte que le dio lauros y sensibilidad social.

Actualmente es director nacional de Deportes Afiliados, y fomenta el alto rendimiento en las 57 federaciones que están inscritas en el IPD. Zegarra cuenta que les entrega subvenciones del Estado para que mejoren las condiciones de entrenamiento, de salud, entre otros, de los deportistas que cumplen esas condiciones.

“En estos momentos estamos concentrados en los Juegos Panamericanos 2019 que se realizarán en Lima. Vemos la preparación a los deportistas, hacemos seguimiento, supervisamos los planes de entrenamiento, confirmamos si participan en campeonatos que mejorarán su performance, revisamos que las contrataciones de los técnicos sean debidamente sustentadas”, comenta este exjudoka.

Aunque tiene la edad de Cristo, lo que ha vivido hasta el momento le ha dado la suficiente solvencia como para manejar un presupuesto de 62 millones de soles, tener a su cargo 38 personas, los cuatro Centros de Alto Rendimiento (CAR) que existen en el país (Arequipa, Junín, Iquitos y Lima) y coordinar permanentemente con los presidentes de las federaciones y los deportistas.

“A veces no se ponen de acuerdo para definir las conveniencias de sus disciplinas, y aunque no tengo ninguna injerencia en las organizaciones pues son privadas, cada una maneja los fondos públicos que les entregamos y eso si tenemos que supervisar. Este cargo lo asumo con responsabilidad, pues mi interés supremo son los deportistas y que no se vean perjudicados”.

Vivir para contarlo

Es hijo de padre huachano y madre berlinesa que se divorciaron cuando era niño. Sufrió sin duda, y por eso tal vez su adolescencia no fue sencilla. Pero logró ser un deportista de alta competencia. A los 23 años obtuvo una medalla de bronce en los Juegos Panamericanos 2007.

No fue sencillo para “Chiquito”, como lo dicen de cariño, retirarse del judo, de una vida saludable y metódica, para asumir la Presidencia de la Federación de Judo y, luego, ser servidor público. Trabajar en el Estado es complejo, confiesa.

Sin embargo, le interesa que las personas conozcan que las condiciones de los deportistas hoy no son las mismas que tenían hasta cinco años atrás. El Estado ya cumple sus funciones. Carlos recuerda que como atleta, en cuatro períodos presidenciales, su traje de yudo tenía huecos, no gozaba de seguro de salud ni contaba con un sol para una bebida de hidratación.

“Eso no ocurre hoy, a los deportistas peruanos de todas las federaciones no les falta absolutamente nada, y si los tienen, eso no debe ocurrir. Las federaciones subsisten por intermedio de esta dirección. En el IPD desarrollo mi vocación de servicio, el deporte es un derecho para cualquier persona”, concluye Zegarra.

Hoja de vida

También fue director nacional de Recreación y Promoción del Deporte en el IPD.

Ganó dos medallas de bronce en el Campeonato Panamericano de Yudo en 2009 y 2012.

Una medalla de bronce, además, en los Juegos Panamericanos de 2007.