Tipo de cambio:

Compra: 3.257

Venta: 3.262


Año del Buen Servicio al Ciudadano
DOMINGO 17

de diciembre de 2017

Miopía: Evite su aumento

El control frecuente de los ojos y el descanso son importantes.

La miopía es un problema visual muy común. Se trata de un defecto de refracción del ojo, que produce dificultad en la visión de lejos. Se distinguen dos tipos de miopía: la simple, que suele ser inferior a 6 dioptrías; y la miopía magna, alta miopía o miopía patológica, cuando la medida del paciente supera las 6 dioptrías y que está producida por un alargamiento excesiva del globo ocular.

21/11/2017


Los avances tecnológicos y el aumento de las horas que pasa la población delante de dispositivos electrónicos han ocasionado que la miopía aumente, por lo que los expertos señalan que el cuidado de los ojos es fundamental para frenar la evolución de las patologías oculares.

Cómo tratarla

La mayoría de los casos se corrige con el uso de anteojos, sin causar mayor deterioro en la visión. Cuando la miopía es alta, esta es progresiva y hace que aumente el tamaño del ojo, ocasionando una pérdida importante de la visión que puede llevar a la ceguera.

La miopía alta generalmente es hereditaria y se manifiesta entre los 5 y 10 años, pero suele progresar hasta los 25 años, por lo que a partir de los 40 años el fondo del ojo presenta cambios degenerativos como: degeneración macular, desprendimiento de retina, atrofia de la retina y coroides (membranas que sirven para percibir las imágenes), entre otros.

El doctor Carlos Wong, del Instituto Oftalmológico Wong, explica que esta miopía aumenta cada año y después de los 30 años se da una disminución progresiva de la visión que no puede ser corregida con lentes por la degeneración del fondo del ojo.

Señala que la miopía magna no puede ser tratada con cirugía con rayos láser, sin embargo, actualmente se tiene como alternativa de tratamiento la implantación de los llamados lentes intraoculares faquicos, que son personalizados y similares al material de los lentes de contacto.

Como norma general, las personas con 4 o 5 dioptrías deberían acudir al oftalmólogo para evaluar el estado general del ojo y, especialmente, de la retina.

Para evitar el incremento de la miopía se recomienda cuidados a la vista. Por ejemplo, cuando se trabaja ante una pantalla es imprescindible que cada 20 minutos se realice un descanso de 20 segundos mirando algún objeto a 5 o 6 metros.