Tipo de cambio:

Compra: 3.266

Venta: 3.269


Año del diálogo y la reconciliación nacional
LUNES 25

de junio de 2018

No más violencia contra la mujer

La decisión del Poder Ejecutivo de declarar de interés nacional y como prioridad del Estado la lucha contra la violencia hacia las mujeres resume una voluntad política de actuar con firmeza para enfrentar un flagelo que constituye una amenaza para las niñas, mujeres y adolescentes del país. Un problema social que compromete a todos.

6/6/2018


La muerte de Eyvi Ágreda, una joven que fue brutalmente quemada en un bus por un acosador, ha movilizado a un país que vive las consecuencias de una violencia injustificada y que reclama atención, pero al mismo tiempo un cambio a todo nivel. Por ello, el pronunciamiento del presidente de la República, Martín Vizcarra, busca articular el trabajo de los poderes del Estado y de la sociedad civil en este tema como la única forma de hacerle frente de manera efectiva.

Las cifras oficiales dan cuenta de 81,009 casos de víctimas de maltrato físico y sexual en el 2017 en el país y en lo que va del presente año se han registrado más de 30 casos de feminicidio y 82 tentativas de feminicidio en el ámbito nacional.

Por esta razón, el Gobierno asume la responsabilidad de poner en marcha una política pública que brinde protección, prevención y atención a los casos de violencia con una comisión de emergencia que incluye a todos los poderes del Estado y los representantes de instituciones y organizaciones de la sociedad civil involucradas en este tema.

Tratándose de un trabajo articulado y multisectorial, la declaratoria de alerta permanente de las comisarías a escala nacional forma parte de este compromiso, pues se necesita tenerlas a disposición durante las 24 horas para que reciban denuncias y apliquen las medidas de protección correspondientes que permitan salvaguardar la vida e integridad de las mujeres.

Otro anuncio importante es plantear una normativa para sancionar el acoso en espacios públicos y privados, como parte de la solicitud al Congreso de delegación de facultades para legislar en esta materia. Un problema gravitante que ha desencadenado sucesos trágicos por el vacío legal para actuar en estos casos.

La decisión de establecer un trabajo articulado entre los programas y servicios sociales que ofrece el Estado para prevenir la violencia contra las mujeres busca unificar y fortalecer los esfuerzos hacia una mayor y más efectiva atención de los casos de violencia que se registran en diferentes puntos del país.

Esta política pública apunta también al cambio de los patrones culturales que son la causa principal que desencadena los sucesos de violencia contra las mujeres. La creación del programa Hombres por la Igualdad busca involucra y garantizar que todos los varones del país accedan a información necesaria que les permita desarrollar relaciones respetuosas e igualitarias con las mujeres, combatiendo problemas como el machismo.

La reflexión, tal como lo ha manifestado el Jefe del Estado en su pronunciamiento, es clara: la violencia contra las mujeres no tiene justificación. Si queremos construir una sociedad justa e igualitaria, en la que impere el respeto por el otro y se prioricen los valores, la violencia y toda forma de maltrato no tienen lugar y su lucha para combatirlas requiere de la acción conjunta del país.