Tipo de cambio:

Compra: 3.237

Venta: 3.240


Año del Buen Servicio al Ciudadano
SÁBADO 21

de octubre de 2017

Nuevo golpe al crimen organizado

Un nuevo golpe al crimen organizado. La Policía Nacional y la Fiscalía de la Nación desarticularon la peligrosa banda ‘Los Temibles de Nuevo Cañete’, que desde el 2010 se dedicaban al tráfico de terrenos, la extorsión y la tenencia ilegal de armas en el Sur Chico de Lima.

30/9/2017


En lo que va del año se han desbaratado 79 organizaciones criminales y se detuvo a 1,149 personas, lo que refleja que hay una política sostenida desde el Ministerio del Interior de acabar con estas bandas criminales, causantes de buena parte de la inseguridad ciudadana que afecta al país.

El mérito de esta captura es que se trata de una banda muy bien organizada y planificada, que se escondía bajo una supuesta fachada legal para realizar sus fechorías. La buena noticia para el Perú es que la Policía no se queda atrás, sino que está en permanente actualización para identificar nuevas modalidades delictivas, con más inteligencia y conocimientos.

De acuerdo con las investigaciones, que se iniciaron en setiembre del año pasado, ‘Los Temibles de Nuevo Cañete’ operaban bajo la fachada de la Asociación de Posesionarios del Centro Poblado de Nuevo Cañete (Apceponc), creada en febrero del 2010. Mediante ella, ejercían el control absoluto sobre los predios que usurpaban, con el objetivo de lucrar en cada paso del proceso.

De esa manera, no solo ganaban con la venta de los terrenos, sino que también obligaban a los propietarios a utilizar constructoras afines para instalar los bloques de concreto de sus viviendas.

Una vez que se celebraba el contrato, parte del dinero destinado a la ejecución de la obra recaía en manos de sus directivos. Si alguien incumplía el trato, se convertía en víctima de hostigamientos y amenazas con arma de fuego. En el peor de los casos, se procedía incluso a la destrucción del inmueble.

Sirva este éxito de nuestra Policía Nacional para recordar el compromiso del gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski en la lucha contra la inseguridad ciudadana, una tarea, sin duda, compleja y a veces ingrata, para manejar la percepción de inseguridad, que a veces no va con la realidad, y a la opinión pública, que exige resultados inmediatos.

Se pueden reducir los índices de criminalidad o meter más raqueteros a la cárcel, pero basta un asalto espectacular, como el ocurrido en el jirón de la Unión, y ahora último en la Vía Expresa, para que la percepción de inseguridad se dispare en la ciudadanía.

A estas alturas del período de gobierno, se puede decir que en materia de seguridad ciudadana hay resultados que mostrar, y se debe destacar la permanente revisión de las estrategias gubernamentales, y de igual manera la continuidad del equipo de trabajo en el Ministerio del Interior, encabezado por Carlos Basombrío, que se mantiene desde el inicio de la gestión y que ha sido ratificado por la jefa del Gabinete, Mercedes Aráoz.

En suma, se trata de pequeños pasos que van construyendo poco a poco una política de seguridad eficiente y, lo más importante, que sea valorada por la población.