Tipo de cambio:

Compra: 3.286

Venta: 3.289


Año del diálogo y la reconciliación nacional
DOMINGO 20

de mayo de 2018

Ofrenda a la tierra

El violinista Andrés ‘Chimango’ Lares ofrecerá en el Gran Teatro Nacional un espectáculo inspirado en las leyendas del origen de la danza de tijeras y el cariño por la cultura andina.

3/5/2018


Ernesto Carlín Gereda

Editor de Culturales

Andrés ‘Chimango’ Lares empezó su romance con el violín, el instrumento que lo ha hecho famoso, practicando de adolescente con versiones rústicas de este hechas en Lucanas, Ayacucho. En la actualidad, recorre el mundo con un elegante violón comprado en Italia llevando la música andina a los mejores escenarios.

El maestro Chimango contó en el programa De Cazuela de la Agencia Andina que para él es un orgullo cumplir la tarea de difusor de las tradiciones.

Por ello, el espectáculo que presentará el próximo miércoles en el Gran Teatro Nacional tiene para él un gusto especial, pues se escenificará una leyenda sobre el origen de la danza de tijeras.

El violinista resalta que en esa velada participarán varias decenas de niños de diversas regiones de los Andes peruanos y de Lima que cultivan el Danzaq. Otro dato es que estos jóvenes artistas, en su mayoría, son hijos y nietos de músicos y bailarines comprometidos con esta tradición.

“Esta danza requiere de bastante vitalidad, bastante esfuerzo físico. La preparación hay que hacerla en los santuarios o huacas sagradas”, dice el violinista.

El músico revela que para montar la historia de este baile se dedicó a investigar en los pueblos y recoger diversas versiones orales sobre los mitos alrededor del Danzaq.

El maestro ‘Chimango’ Lares cuenta que tanto está unido a su tierra que incluso su nombre artístico proviene de allí. Declara que su amigo, el arpista Modesto Tomayro ‘Mollicha’, lo bautizó así, pues de joven era muy aficionado a unos dulces ayacuchanos con ese nombre.

Dato

45 años de vida artística tiene Andrés ‘Chimango’ Lares.