Tipo de cambio:

Compra: 3.335

Venta: 3.340


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MIÉRCOLES 19

de junio de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

DE CAZUELA

Papá no sabe mucho

Drama de un padre –un ejecutivo egocéntrico– protegiendo a la hija que casi no veía de un peligro inexplicable.

2/6/2019


Ernesto Carlín GeredaEditor de culturales

El coreano Yeon Sang-ho dirigió Tren a Busan, hace unos años, película que adaptara la mitología moderna de zombies para contar el drama de un padre –un ejecutivo egocéntrico– protegiendo a la hija que casi no veía de un peligro inexplicable. El director vuelve a echar mano de un género de moda –los superhéroes– para presentar otra historia de un padre que desea cuidar a su hija.

Pero en este caso no es el yuppie exitoso que se quiere acercar a su niña que tiene descuidada, sino de un don nadie que abandonó a su familia y sobrevive con pequeñas trapicherías en un puesto de guardián y bebiendo más de la cuenta.

Su hija, una joven pequeña empresaria, ve peligrar la inversión de su vida, un restaurante, cuando unos mafiosos quieran apoderarse de toda la zona.

Y allí entra a tallar el superhéroe, el padre, que por un azar del destino adquiere poderes de telequinesia. Y como es usual en las películas de este tipo, hay una especie de rechazo y atracción respecto a la nueva situación. Pero el carácter de perdedor empedernido del protagonista genera más de una carcajada.

Es una cinta de superhéroe muy atípica. Si en las versiones norteamericanas –principales difusores del género– encontramos por lo general autoridades honestas que se alían con el personaje de capa de turno, en esta versión asiática es lo contrario. Todo es corrupción.

Solo los pequeños empresarios –como la hija del accidental héroe– son gente de principios.

El filme es una crítica a la sociedad del consumo y a la devoción al éxito económico. Imperdibles son las referencias a Corea del Norte y el visionado en una comisaría de las primeras hazañas del padre protector.