Tipo de cambio:

Compra: 3.231

Venta: 3.236


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MIÉRCOLES 13

de diciembre de 2017

ELEONORA SILVA. DIRECTORA REPRESENTANTE DE LA CAF EN EL PERÚ

“Perú está embarcado en proceso de modernizar su infraestructura”

Entrevista. Para afrontar los retos de la economía global e incorporarse a la OCDE, el país debe incrementar su competitividad avanzando hacia la diversificación de exportaciones, en especial del sector servicios, y posicionarse en las cadenas de valor mundial.

9/10/2017


Sonia Dominguez

sdominguez@editoraperu.com.pe

¿Qué avances observa en el Perú para la reducción de la brecha en infraestructura?

–El Perú se ha embarcado en un proceso de modernización de su infraestructura mediante la ejecución de una serie de planes de inversión. Ha trabajado en su conectividad, con inversiones en puertos, aeropuertos, carreteras que cruzan al país, uniendo las diferentes regiones con otros países del continente y con el resto del mundo.

Adicionalmente, se ha ejecutado un plan de diversificación productiva, impulsando la inversión en sistemas de irrigación, incorporando cientos de miles de hectáreas cultivables aptas para el desarrollo de la agroexportación.

Se ha comenzado también un ambicioso plan de modernización del sistema de transporte masivo en Lima y se está avanzando con estudios en otras ciudades. Igualmente, se están realizado grandes inversiones en agua y saneamiento, así como en otros servicios públicos.

Si bien se ha avanzado, el reto es aún muy grande. La Asociación de Fomento a la Infraestructura (AFIN) estima una brecha en infraestructura que alcanza los 160,000 millones de dólares.

–¿Qué mecanismos de financiamiento son los más adecuados?

–Este proceso de desarrollo y modernización de la infraestructura debe continuar mediante las diferentes modalidades de financiamiento: inversión pública, inversión privada, asociaciones público-privadas (APP), obras por impuestos (OxI), fondos de inversión, entre otras.

Esto requiere planes de inversión integrales, estudios bien documentados, procesos transparentes de licitación y programas de mantenimiento adecuados para los avances de la infraestructura.

Toda esta inversión debe conducir a tener un país más competitivo, mejor conectado, cuyo reto adicional es tener el capital humano necesario para dar ese salto en el desarrollo, logrando un país con una economía más diversificada, con una disminución en los índices de pobreza y de desigualdad.

–Luego de ser afectados por el fenómeno de El Niño Costero, se está implementando un plan de reconstrucción en las zonas afectadas. ¿Cómo puede favorecer esto a la economía?

–Si bien son lamentables los daños que ha ocasionado el fenómeno de El Niño Costero, el mismo presenta una oportunidad de modernizar la infraestructura en las zonas afectadas.

Como ha expresado el presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, constituye una oportunidad para invertir en infraestructura resiliente.

Es decir, que sea diseñada para resistir los desastres naturales, además de estar acorde con la construcción para la adaptación y la mitigación del cambio climático.

El aporte del gasto público del segundo semestre del 2017 será determinante en el inicio de la recuperación de la economía, seguido por aquel destinado a la ejecución de proyectos asociados a los Juegos Panamericanos de 2019.

Nos complace que el Perú tenga holgura para enfrentar al proceso de reconstrucción tras los efectos causados por el referido fenómeno natural.

–¿Qué proyecciones maneja la CAF sobre el desempeño de la economía peruana para este y el próximo año?

–A nivel de la región, saludamos que la economía del Perú presente sólidos fundamentos que se derivan, principalmente, de la implementación y la continuidad de políticas macroeconómicas sanas y prudentes.

Para el 2017 esperamos un crecimiento en torno del 2.5%. No obstante, es importante decir que durante el segundo semestre la actividad económica crecerá a un ritmo relativamente mejor que el primero (2.8% versus 2.3%).

Para el 2018 y el 2019, vemos la economía peruana convergiendo a tasas ligeramente por encima del 4%, principalmente asociado al impulso fiscal.

Un dato importante es que el sesgo de nuestras proyecciones, luego de varios años, es al alza, en la medida en que continúen en niveles elevados los precios de los metales y ello impulse decisiones de inversión en el sector minero.

–¿Cuáles son las expectativas sobre la evolución de la inversión privada en el Perú?

–La inversión privada completará en el 2017 su cuarto año consecutivo de contracción afectada por diversos shocks.

Entre el 2018 y el 2019 veremos una reversión de la tendencia decreciente, aunque seguirá experimentando un bajo ritmo de expansión, debido a una recuperación heterogénea en términos sectoriales.

No obstante, esperamos un entorno internacional relativamente favorable, así como la ejecución de grandes proyectos de inversión minero y no mineros que sirvan para generar un mayor impulso a partir del 2019.

Ello se daría de manera simultánea con el retiro paulatino del estímulo fiscal que empezaría en el 2019.

–¿El Perú está en mejores condiciones para atraer inversión extranjera?

–Ciertamente, el Perú continúa siendo un destino atractivo para la inversión extranjera.

Tiene una inflación baja, desequilibrios externos y fiscal controlados, altos niveles de reserva y bajos niveles de deuda pública, así como calificaciones crediticias de grado de inversión ratificado por las tres principales agencias calificadoras de riesgo con una perspectiva estable.

Con dichos fundamentos, el Perú debería focalizarse en la visión de país que aspira ser con miras a la conmemoración del Bicentenario de su proclamación como República.

Asimismo, para afrontar los retos y las oportunidades que se derivan de una economía global y con miras a su objetivo de incorporarse a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), debería incrementar su competitividad mediante la transición del uso de recursos naturales hacia la diversificación de sus exportaciones, en especial del sector servicios, una mejor infraestructura y mejor desempeño logístico, y posicionarse dentro de las cadenas de valor globales.

Por ello, consideramos que debería retomar su agenda de competitividad buscando trabajar cada uno de los indicadores productivos y tratar de alcanzar los índices internacionales, mejorando y simplificando los procesos con transparencia y rendición de cuentas.

Todo esto con miras a atraer capitales de inversionistas que siguen viendo con buenos ojos el desarrollo y crecimiento del país.

–¿Cuáles son los rubros que más atraen a los capitales extranjeros?

–Aparte de los sectores primarios (minería, energía e hidrocarburos y agroindustria impulsados obviamente por los grandes proyectos de irrigación), figura el sector construcción. Por ejemplo, se observa gran interés en las obras relacionadas con los próximos Juegos Panamericanos 2019.

–¿Hay un mejor entorno internacional para que la economía peruana logre un buen desempeño?

–El crecimiento económico empieza a consolidarse en Estados Unidos; en tanto, Japón y Europa salen lentamente de su letargo.

Por su parte, China estabiliza su crecimiento alrededor del 6.5%.

Adicionalmente, los precios de los metales también se han recuperado de manera importante y deberían mantenerse en esos niveles en los próximos 18 a 24 meses.

Definitivamente, el entorno internacional se ve favorable para las economías emergentes, como el Perú, e indudablemente somos optimistas acerca de su desempeño.

Por el diálogo

La directora representante en Perú del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) saludó la designación de Mercedes Aráoz almando de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM).

“Saludamos que la segunda vicepresidenta de la República, Mercedes Aráoz, haya asumido de manera auspiciosa la Presidencia del Consejo de Ministros”, resaltó Silva.

Asimismo, agregó, celebramos que esta nueva etapa se haya iniciado con espíritu de diálogo, para continuar con los grandes lineamientos planteados por la gestión del presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski.

Datos

En los últimos cinco años, la CAF aprobó operaciones para Perú por US$ 11,136 millones, lo cual representa un promedio de US$ 2,227 millones por año.

En este quinquenio, los desembolsos totales ascendieron a US$ 4,130 millones (12.6% del total desembolsado), lo cual representa un promedio anual de 826 millones.

Entre enero y marzo de este año, la CAF aprobó operaciones a favor de Perú por un total de US$ 400.3 millones, 35.5% del total aprobado.

Los desembolsos ascendieron a US$ 306 millones, lo que representó el 14.4% del total desembolsado.

Más del 84% de la cartera está constituida por operaciones para el financiamiento de programas y proyectos de inversión de mediano y largo plazo.