Tipo de cambio:

Compra: 3.270

Venta: 3.271


Año del diálogo y la reconciliación nacional
JUEVES 24

de mayo de 2018

APROXIMACIONES

Prioridades para impulsar el sector turismo

En los próximos años, el turismo se convertirá en la primera actividad económica del país. Las proyecciones de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) sobre el crecimiento del sector son interesantes y prometedoras. Y, sin embargo, todavía es mucho lo que podemos hacer por el turismo, siempre que se le considere en el marco de una política de Estado.

3/5/2018


Dante Fernández Gallegos

Empresario

En todo el mundo, el turismo es un sector clave para la creación de riqueza, debido a su dinamismo y a su enorme capacidad de arrastre. En el Perú, de manera directa o indirecta, el turismo moviliza a los demás sectores productivos y a los negocios emprendedores –como hoteles, transporte y servicios– y genera bienestar para los pobladores de diversas comunidades ubicadas en los circuitos turísticos con mayor demanda.

Sin duda, el turismo es la máquina más eficiente para crear nuevos puestos de trabajo y una de las principales oportunidades de negocio y crecimiento económico. Hoy por hoy, representa el 3.7% de nuestro PBI y es la tercera fuente de divisas. Y, por si fuera poco, supera el millón de empleos.

Por tratarse de un país megadiverso, el Perú es una de las maravillas del mundo y posee incomparables ventajas competitivas para el turismo: desde la variedad de sus microclimas, hasta una cultura viva de múltiples expresiones, pasando por una naturaleza de contrastes, el río más largo del planeta, el lago navegable más alto, una gran riqueza arqueológica, la condición de cuna de la civilización en América del Sur y costumbres ancestrales.

De acuerdo con la Organización Mundial del Turismo, más de 1,000 millones de personas hacen turismo internacional cada año. Además, según la propia OMT, el Perú recibe a 3.9 millones de turistas internacionales por año, cifra que aumentará a 4.5 millones al cierre de 2018, con una generación de divisas calculada en 3,319 millones de dólares.

Para no desaprovechar este potencial, el país debe asumir prioridades como la construcción de megaterminales en la capital, destinados al transporte terrestre interprovincial de pasajeros. En todo Lima hay más de 300 terminales de empresas interprovinciales, pero en su mayoría son informales.

En las principales ciudades del país hace falta desarrollar la interconexión con los circuitos turísticos, además de brindar mayor seguridad a los visitantes, peruanos o extranjeros. En el sector aerocomercial se requiere mayor inversión privada –para equilibrar las posiciones dominantes–, así como una aerolínea de bandera cuya participación mejore las tarifas y promueva al Perú en el mundo, ofreciendo paquetes turísticos accesibles para todo tipo de turistas.

No es un sueño. Tenemos todas las condiciones para ser uno de los cinco mayores destinos internacionales en 2021. El mundo entero está mirando a esta joven nación.