Tipo de cambio:

Compra: 3.284

Venta: 3.286


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MIÉRCOLES 17

de julio de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Resistencia criolla

Carlos Castillo mantiene vivo el legado musical con el que se criara en su casa. Señala que hay jóvenes interesados en el género, pero falta difusión.

9/7/2019


Ernesto Carlín Gereda

Editor de Culturales

Cuenta Carlos Castillo que su pasatiempo es la veterinaria y su profesión es ser músico criollo. Este género lo capturó desde el hogar. Su padre fue quien lo introdujo en la bohemia y le presentó a los grandes representantes de esta vertiente.

La próxima semana lanzará su primera producción discográfica, titulada justamente Heredero de una tradición. El cantante cuenta al Diario Oficial El Peruano que ha reunido temas de reciente factura, otros escasamente o nunca grabados y algunos inéditos de compositores célebres.

Nunca muere

Castillo manifestó que el criollismo sigue vivo a pesar de los agoreros.“Desde hace tiempo nos han colgado el cartel de que la música criolla está desapareciendo, pero seguimos existiendo”, aseveró el intérprete.

Una explicación que da a esa fama de poca vitalidad que se le achaca a esta vertiente artística es que en varias peñas, según sus palabras, “se cantan los mismos cinco valses de siempre”.

Según su apreciación, hay cada vez más jóvenes que se interesan por los valses y demás manifestaciones del criollismo. Sin embargo, lo que impide una mayor expansión es que no existen buenos canales de difusión.

“Nadie puede querer lo que no conoce”, dice citando al recordado Manuel Acosta Ojeda, desaparecido compositor.

Por ello su primer disco ha apostado por un material distinto al habitual. Recalcó que el criollismo “es vasto” y que se puede encontrar complejas composiciones que son un reto para los músicos.

Datos

18   de julio se presenta el disco en el Teatro de la amistad Peruano Chino.