Tipo de cambio:

Compra: 3.237

Venta: 3.240


Año del Buen Servicio al Ciudadano
LUNES 23

de octubre de 2017

ENFOQUE

Retos en la política de igualdad de género

El Presidente Pedro Pablo Kuczynski, en su mensaje a la Nación del 28 de julio, hizo mención especial a las mujeres de nuestro país, enfatizando que merecen tranquilidad, y que debemos atacar frontalmente la violencia en su contra, mencionando afirmativamente: “La lucha de las mujeres es mi lucha”.

1/10/2017


Ana Tallada

Red Nacional de Promoción de la Mujer

El cumplimiento de la Ley N° 28983, Ley de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres, y el Plan Nacional de Igualdad de Género vigente al 2017, garantizan desde el Estado la igualdad y la efectiva protección de los derechos de mujeres y hombres, la no discriminación y el pleno desarrollo de las potencialidades y capacidades individuales. Sin embargo, nos preguntamos, desde la implementación de esta norma cuánto hemos avanzado como país para lograr ese objetivo.

Los ejemplos más saltantes de desigualdad de género en nuestro país son la tasa de analfabetismo, ya que hay más mujeres analfabetas (10.6%) que hombres (3.6%); el ingreso mensual promedio de las mujeres es 66% del total que perciben los hombres; es decir, las mujeres ganan en promedio 34% menos. Las mujeres productoras rurales están en mayor desventaja que los hombres al ser propietarias de predios más pequeños. Una productora agropecuaria peruana tiene como promedio 1.8 hectáreas de tierras agrícolas, mientras que un productor agropecuario, 3 hectáreas. Y la violencia contra las mujeres, que es una barrera que limita el camino hacia la igualdad. En lo que va del año tenemos 59 casos de feminicidio y 48,700 denuncias de violencia contra las mujeres.

Esa violencia tiene para las mujeres un costo elevado en términos de ingresos, bienestar y desarrollo.

En este marco, son las políticas públicas las que desempeñan un papel fundamental en la reducción de las desigualdades; ante ello se plantean algunas recomendaciones para el Estado.

Que el enfoque de igualdad de género sea uno de los principios que orienten todas las políticas públicas, con especial enfoque en las políticas educativas; que la implementación y/o fortalecimiento de mecanismos nacionales de igualdad de género (Ministerio de la Mujer) tengan el mayor nivel de institucionalidad con presupuestos suficientes.

De igual manera, fortalecer y aplicar leyes y políticas para eliminar la violencia y el acoso hacia las mujeres; así como eliminar la trata de personas.

Finalmente, que se constituya de manera progresiva un sistema integral del cuidado que reconozca esta protección como un derecho y una responsabilidad compartida, entre las familias (sus integrantes), el Estado y la sociedad.

En tanto el Gobierno no establezca una agenda común con las necesidades de las mujeres, y el enfoque de igualdad de género se convierta en el eje central y transversal en toda la acción del Estado (planes, programas y políticas públicas), la igualdad entre mujeres y hombres y, por ende, la consolidación de la democracia seguirá siendo la tarea pendiente.